Escucha esta nota aquí

El padrón electoral sigue con mayoría femenina. De los 7.031.294 votantes habilitados para sufragar en territorio nacional, el 51,07% son mujeres. Esa tendencia se repite durante los cinco procesos electorales. 

Mientras, el 44,5% del registro biométrico tienen menos de 35 años, lo que muestra que casi una mitad del padrón son electores jóvenes. Además, tres regiones -Pando, Chuquisaca y Tarija- bajaron sus inscritos a diferencias de las elecciones anuladas del año pasado.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) publicó el 15 de septiembre el padrón de votantes saneado. En suelo nacional votarán 7.031.294 personas, mientras que en el exterior, -son 30 países donde bolivianos podrían sufragar- 301.631 compatriotas están habilitados para votar en las elecciones del 18 de octubre, si los respectivos gobiernos lo autorizan. En total, el padrón está compuesto por 7.332.925 electores.

De la cifra nacional, 3.590.638 son mujeres, lo que hace que el 51,07% del padrón tenga rostro femenino. Mientras, 3.440.656 son electores varones. Esta tendencia, de una mayoría de votantes mujeres, se viene repitiendo en los últimos cinco procesos electorales. La mayor cifra de mujeres habilitadas para votar se dio en 2017, en las elecciones para elegir autoridades judiciales, con el 51,14% del total de registros, que era 6.438.801.

Si bien las listas de candidatos respetan la paridad de género, a ONU Mujer le inquieta que la participación real no guarda la misma proporción.

El padrón es joven, ya que el 44,5% de los votantes tienen menos de 35 año; es decir que la mitad de la decisión está en mentes juveniles; especialmente en Santa Cruz, donde está la mayoría de la población juvenil habilitada para votar, le sigue La Paz y luego Cochabamba.

En cambio, hay 704.538 personas mayores de 66 años y 330.576 que tienen 65 años cumplidos.

En cuanto al peso de votación en las regiones, solamente La Paz, Cochabamba y Santa Cruz concentran el 73,2% del padrón. El departamento paceño es la región con más votantes del país con 1.923.305 ciudadanos habilitados, le sigue Santa Cruz con 1.886.386 y Cochabamba con 1.340.305.

En Santa Cruz, la cifra presentada representa un crecimiento del 1,2% con relación al registro del padrón biométrico del año pasado, según la información que entregó el Tribunal Electoral Departamental (TED) de esa región.

Santa Cruz de la Sierra concentran 1.058.175 habilitados para elegir presidente, vicepresidente, senadores y diputados el 18 de octubre. Los otros 828.211 se encuentran distribuidos en las diferentes provincias cruceñas.

La capital cruceña se ubica como el principal centro de votación entre las diez ciudades más pobladas de Bolivia, incluyendo la ciudad de El Alto.

Al respecto, el presidente del Tribunal Departamental Electoral de Santa Cruz, Saúl Paniagua, destacó el peso con el que cuenta el departamento en el escenario electoral. La autoridad detalló que la región cruceña es la que más ha crecido en la última década en todo el país.

El peso de las regiones

El departamento de La Paz se mantiene como el departamento con más inscritos para emitir el voto, pero su mayor centro de votación es El Alto, que en el ranking de ciudades con más votantes está por debajo de la capital cruceña. En porcentajes por departamento de habilitados para sufragar está por un 38,6%.

A diferencia de Santa Cruz, La Paz tiene la mayor cantidad de votantes en áreas que no son la capital paceña. Esto se da porque no se consideró a la ciudad de El Alto en ese segmento.

Paúl Antonio Coca, experto en temas electorales, consideró que el departamento de Santa Cruz puede ser la región que defina la votación de octubre, ya que su caudal de habilitados quedó disperso antes de la renuncia de Jeanine Áñez a su candidatura.

“Santa Cruz puede ser un factor desequilibrante y por eso algunos candidatos concentran su campaña en esa región. Eso sucedió en las elecciones anuladas del año pasado, cuando Carlos Mesa capitalizó ese voto que fue llamado útil y que su mayoría estuvo en el departamento de Santa Cruz”, destacó Coca.

Sobre el crecimiento del padrón, en seis departamentos se evidenció aumento de votantes habilitados. En Pando, Chuquisaca y Tarija pasó lo contrario, donde el caudal de registros descendió, aunque lo mínimo.

Por ejemplo, en Pando, en la elección del año pasado había 72.580 electores, mientras que para estos comicios hay 72.136 ciudadanos habilitados. En Tarija, en las justas de 2019 había 377.600 y ahora se registraron 375.486 personas. Mientras que en Chuquisaca hubo 370.680 electores y ahora existen 368.623 votantes registrados.