Escucha esta nota aquí

Habló con María Galindo. El candidato a la Vicepresidencia del MAS, David Choquehuanca, admitió este jueves que el “instrumento político” abrió las puertas a los “oportunistas” y se convirtió en una “olla de grillos”.

“Hemos abierto la puerta al oportunismo. Nosotros no teníamos un peso cuando hemos decidido organizarnos. En el MAS no todos piensan igual, sí, sí, es una olla de grillos (el MAS), pero no todos pensamos igual”, dijo en entrevista con radio Deseo.

El excanciller anticipó que, si ganan las elecciones generales, quitarán los privilegios que a su juicio aún mantiene la Iglesia católica en el país y no interferirán en los procesos abiertos contra los exministros de Evo Morales, entre ellos Juan Ramón Quintana, que permanecen al interior dela residencia de la embajada de México en La Paz.

“Vamos a corregir todos los errores que se han cometido en el pasado, este va a ser otro proceso, una segunda parte de nuestro proceso, donde no se tienen que cometer los mismos errores que se han cometido”, anticipó.

Respecto al clero en el país, Choquehuanca manifestó que “no puede ser que ellos nomás sean la iglesia, las otras congregaciones deben tener las mismas condiciones, el estado laico dice que no es solo una religión que predomine a las otras”.

Anteriormente, el candidato sostuvo que el entorno del expresidente no debe volver al poder si ganan los comicios del 18 de octubre, al revelar que existieron personas que trataron de alejarlo del “proceso de cambio” y que fue un error insistir en la postulación de Evo.