Escucha esta nota aquí

Las observaciones que lanzaran una veintena de congresistas de EEUU sobre el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) como observadora de comicios provocó la reacción del secretario general de este organismo, Luis Almagro, quien dijo que en sus próximas declaraciones adjuntará las irregularidades que encontraron los expertos en la auditoría de las elecciones del 20 de octubre de 2019.


“La ignorancia sobre los problemas de América Latina no ayuda a la región”, lanzó Almagro en la primera parte de su tuit que se publicó en inglés, la frase es una respuesta a la publicación del senador Bernie Sanders que censuró ácidamente el trabajo que realizó la OEA en las justas del pasado año y cuyo informe ocasionó desmanes en el país y acabaron en la renuncia de Evo Morales y la instauración del gobierno de Jeanine Áñez.


Según los congresistas estadounidenses, la OEA “afirmó falsamente” que las elecciones en Bolivia hubo fraude. Luego pidió “responsabilidad” de este organismo “para asegurar elecciones libres y justas en Bolivia el próximo mes”, señala la publicación del legislador que fue lanzada ayer en la noche.  


Hoy, Almagro decidió defender el trabajo de la misión en Bolivia y el informe que rindieron ante la OEA. “La próxima vez debería mencionar la falsificación de las firmas de los funcionarios electorales, la falsificación de las actas completas de las elecciones, los votos emitidos por personas muertas, y los 2 servidores ocultos con acceso para manipular los datos oficiales”, detalló el tuit de Almagro.


Los congresistas resaltaron un informe del diario The New York Times de junio y un estudio de la Universidad de Pennsylvania y de Tulane que señala que la tendencia registrada en Bolivia puede explicarse sin fraude.


Los mismos


11 meses después de asistir a la elección más controvertida en la historia de Bolivia, el ex canciller de Costa Rica, Manuel Gonzáles volverá al país para una segunda misión de observación electoral que dispuso la OEA.


Gonzáles llegó en septiembre del pasado año como jefe de misión del organismo y la entidad comunicó que la nueva delegación será encabezada por el exdiplomático costarricense. Este anuncio ya provocó la reacción de los candidatos y dirigentes del MAS quienes rechazan la presencia de Gonzáles y de toda la misión del organismo.


Los dirigentes del MAS prefieren no recordar que fue el propio Evo Morales quien pidió la auditoría a las elecciones e instruyó a todos sus diplomáticos gestionar una misión en Bolivia. Por esa razón las organizaciones sociales del MAS prefieren mantener lejos al ex representante de Bolivia ante la OEA, Diego Pary a quien consideran responsable de traer la delegación de auditores electorales.