Escucha esta nota aquí

La gastronomía cruceña es variada y sobre todo sabrosa, conquista el paladar de propios y de extraños. Hoy, en la víspera de la fecha en la que se recuerda el 210 aniversario de la gesta cívica libertaria de Santa Cruz, anímese a preparar un rico pastel de choclo, cuyo ingrediente principal es el grano de oro de las Américas, que está presente en muchos platos criollos.

Los ingredientes con los que se prepara son baratos y fáciles de encontrar en el mercado, su elaboración es sencilla y no lleva mucho tiempo, solo hay que fijarse en que la masa esté  compacta y no pasarse con el tiempo de cocido en el horno.

Javier Libera, el chef del restaurante El Aljibe, comparte su receta para que la gente aprenda sobre la cocina típica de Santa Cruz. Recomienda que, para elaborar platos regionales siempre se tenga un par de cucharas de madera, una mediana y otra grande, para batir las ollas. Este utensilio evita que se formen grumos.

Ingredientes

* 5 choclos grandes desgranados

* Uvas pasas, cantidad al gusto

* Medio kilo de queso

* 2 o 3 huevos

* Un litro y medio de leche

* 1 cebolla

* Sal a gusto

* Palillo

* Aceite con urucú

Preparación

Picar la cebolla en pedazos bien pequeños, colocarlos en una sartén con el palillo y el aceite con urucú y ponerlo al fuego para preparar el ahogado. En una licuadora vertir un litro de leche, el maíz y batir

Colocar en una olla la mezcla y batir con una cuchara de madera durante 10 minutos, luego agregar el ahogado y seguir batiendo por 10 minutos más, con el fuego lento.

Después añadir el queso rallado, seguir batiendo para que no salgan grumos. Ponerle un poco de sal, teniendo cuidado porque el queso ya es salado. Añadir las uvas pasas y los huevos, fijándose de que no se cocinen enteros, sino que se disuelvan completamente en la masa.

Si la mezcla está un poco seca, añadir más leche, seguir batiendo hasta que quede con color amarillo medio mostaza. Uno de los secretos de este plato es que sus ingredientes tienen que ser bien batidos, para que la mezcla quede consistente y sin bolitas.

En un recipiente colocar la pasta de maíz, ponerle queso rallado encima y meter al horno caliente. Dejar que se cocine durante media hora. Se debe mirar constantemente la mezcla, hasta que alcance un color dorado.

El pastel de choclo se sirve caliente, puede ser un plato principal acompañado de ensalada o de alguna carne.