Escucha esta nota aquí

Para sus seguidores desde los años 80 siempre será el actor con cara de niño, Marty McFly, el protagonista de la trilogía Regreso al futuro. Sin embargo, la mirada de Michael J. Fox, hoy con 59 años, ya no es la misma, detrás de sus ojos verdes se percibe tristeza y hasta temor. 

Así, con pesar, el artista anunció su "segundo retiro" de la actuación. "Hay un tiempo para todo, y mi tiempo de trabajar 12 horas al día y memorizar siete páginas de guion han quedado en el pasado. Al menos por ahora entro en un segundo retiro. Esto podría cambiar, porque todo cambia, pero si esto es el final de mi carrera, que así sea", dijo Fox mientras promocionaba en las redes sus memorias: No time like the future: An optimist considers mortality (No hay tiempo como el futuro: un optimista considera la mortalidad. También confesó que esta pausa será diferente, pues, lamentablemente, comenzó a manifestar síntomas de demencia, como alucinaciones y delirios. 

Hace unas semanas, Fox reveló a la revista People que el Párkinson que le fue diagnosticado a los 29 años, estaba afectando gravemente su carrera. "Mi memoria a corto plazo está destruida. Siempre tuve una gran facilidad para las frases y la memorización. Y tuve algunas situaciones extremas porque en el último par de trabajos que hice, interpreté papeles con muchas palabras y tuve problemas con ambos", expresó. 

La situación es tan severa según el diario Los Ángeles Times que el actor, que está participando actualmente en el cortometraje animado The Beast, Heroes of the Wildfire, habría llegado a confundir a sus hijas gemelas y se ha pasado horas buscando las llaves de su auto, a pesar de que hace años que ya no conduce. También ya no sería capaz de tocar la guitarra ni dibujar, dos de sus grandes aficiones. retiro

Michael J. Fox está casado con la actriz Tracy Pollan desde 1988 y tienen cuatro hijos: Sam Michael, de 31 años; las mellizas Aquinnah Kathleen y Schuyler Frances, de 25; y Esmé Annabelle, en 1997, de 23.


Comentarios