Escucha esta nota aquí

Se ha convertido en todo un fenómeno mundial y en una de las joyas de Netflix, pues las cifras y la crítica no dejan de alabar su grandeza. La plataforma anunció hoy, que Gambito de dama ha sido vista por 62 millones de usuarios.

"62 millones de hogares eligieron ver 'Gambito de dama' en sus primeros 28 días, lo que la convierte en la serie limitada más grande de Netflix hasta la fecha. Además estuvo en el Top 10 de 92 países y en rank No. 1 en 63 países, incluyendo Argentina, Israel y Sudáfrica", anunció en sus redes sociales la empresa de entretenimiento.

La serie se basa en la novela homónima que el escritor estadounidense Walter Tevis publicó en 1983, un año antes de su muerte por un cáncer de pulmón. 

Netflix la adaptó a una miniserie de siete episodios, de entre 45 minutos y una hora de duración. " En los 50, una joven de un orfanato descubre que tiene un increíble don para el ajedrez y recorre el arduo camino a la fama mientras lucha contra las adicciones", anuncia la sinopsis oficial.

La actriz y modelo estadounidense de origen argentino-​británico Anya Taylor-Joy (The witch, Split y Glass) es la encargada de dar vida a la protagonista, Beth Harmon, y narrar sus inicios en el orfanato, cuando aprende del conserje el movimiento de las piezas, el momento en que es adoptada, sus primeros torneos locales y hasta cuando se convierte en una profesional y en la mejor jugadora de Estados Unidos y llegar a amenazar el dominio soviético.

La crítica

“Es televisión inteligente y lujosamente producida para adultos curiosos, incluso cuando opera dentro de un género propenso a ritmos familiares. Es algo para disfrutar”, publicó el medio Hollywood Reporter.

Para el crítico de televisión estadounidense Judy Berman de la revista Time, “Gambito de dama es el maravilloso tipo de drama que la televisión ya no produce”. 

Por otro lado, el medio español La Vanguardia destacó la participación de Anya Taylor-Joy. "La miniserie de siete episodios domina en todo momento los conflictos emocionales y profesionales de la protagonista (y la forma en la que Beth Harmon ve las partidas está muy bien resuelta), todo con el presupuesto necesario para convertir la producción en una delicia de época, y con una Anya Taylor-Joy que aguanta los primeros planos como una campeona de la interpretación".

La también modelo igual es alabada por la revista Variety. 
"Consigue humanizar al juego y sus jugadores gracias a una narración inteligente y a una Anya Taylor-Joy tan magnética que cuando mira hacia abajo su resplandor casi deslumbra la pantalla", anotó.

"Beth Harmon puede no ser atractiva, pero tiene la dedicación de un santo bíblico, una memoria monstruosa y una habilidad para sintetizar, crear y explotar su pequeño mundo apartado con una clase de originalidad de principiante que nadie más puede unir. Se trata de la naturaleza del ajedrez en su máximo nivel", apuntó Harold C. Schonberg, crítico literario del New York Times.

Mira la sinopsis:

Comentarios