Escucha esta nota aquí

Franco Centellas, corresponsal en Yacuiba

Organizaciones empresariales afiliadas al Comité Cívico de Yacuiba decidieron cerrar el acceso a la planta separadora de líquidos Gran Chaco, en protesta por la falta de atención a demandas de gas por YPFB. 

La medida es asumida por los cívicos, la Federación regional de la mediana y pequeña empresa (Feremype), la Cámara de productores de la pequeña industria y artesanía (Cappia) y demás organizaciones asociadas.

“La solución a este conflicto está en manos de la ANH y de Yacimientos (YPFB). Queremos que nos den la atención a la demanda, que nos provean del gas, así nos vamos a nuestras casas”, afirmó Santos Rengifo, propietario de una fábrica de ladrillos en la comunidad de La Grampa.

El conflicto surge por la existencia de, al menos, diez empresas asentadas en comunidades cercanas a la ciudad de Yacuiba, donde se han instalado diversas fábricas. Existen desde fabricadoras de cerámicas y hormigoneras hasta las que trabajan la madera.

Estas tienen una instalación de gas de la red secundaria o domiciliaria, cuando la normativa exige que deben proveerse del gas de la red primaria que  YPFB se comprometió instalar hace dos años pero hasta la fecha no lo hizo, según informó el vocero de los cívicos Henry Medrano.

“Ya se les explicó a los funcionarios de YPFB y a los de la ANH. Ellos están cerrados a lo que dice la normativa en perjuicio del funcionamiento de estas industrias que dan trabajo para unas 500 familias. Pedimos que les permitan que sigan funcionando de manera provisional hasta que Yacimientos haga el tendido de la red primaria”, amplió Medrano.

Este lunes sostuvieron una reunión de emergencia, después de haber sostenido reuniones con las entidades del Estado en busca de soluciones. Al no haber respuesta, decidieron iniciar el bloqueo a la separadora de líquidos de manera indefinida.



Comentarios