Escucha esta nota aquí

Hace más de un mes ocurrió un derrumbe en el tramo Cruce Mojo-Yunchará, de la carretera entre la capital tarijeña y Villazón. Sin embargo, el Servicio Departamental de Caminos (Sedeca) de Potosí no ha retirado los escombros del derrumbe, informaron desde el Comité Pro Intereses de Tarija.

Buses de pasajeros y camiones de alto tonelaje deben descender al río Sococha y después volver al camino para seguir viaje.

El presidente del Comité Pro Intereses de Tarija, Marco Guaygua, dijo que se reportó el derrumbe en una longitud de 10 metros aproximadamente, a la altura de la comunidad potosina de Esquina Grande, el 27 de marzo pasado, a fin de que la Gobernación potosina haga la limpieza en ese tramo; sin embargo, esto no ha ocurrido hasta el momento.

"Iniciamos la gestión, pero el cambio de autoridades y la transición demoró. Vamos a volver a pedir a las actuales autoridades que instruyan la limpieza del derrumbe como emergencia", indicó.

Según un video, los buses de pasajeros que vienen desde Villazón deben bajar por esa ruta en reversa y después transitar por el río Sococha para seguir viaje hasta la ciudad de Tarija.

Zulema Cruz, ciudadana de Villazón, lamentó que las autoridades no se preocupen por arreglar la ruta desde el 27 de marzo, poniendo en riesgo a los que viajan por ese tramo.

"Pobre gente que arriesga su vida; dónde están las autoridades que no tienen ojos para ver lo que está pasando en esa ruta", escribió Deysi Tapia en el portal de Radio Digital Villazón.

Por otro lado, el Comité Pro Intereses de Tarija pedirá una evaluación técnica debido a que existe una falla geológica en el lugar y plantea la construcción de un muro de gaviones para evitar derrumbes en un futuro.


Comentarios