Escucha esta nota aquí

La mañana de este lunes un feminicidio, doble infanticidio y suicidio conmocionó a la ciudad de Sucre. Un hombre, con denuncia por violencia familiar, fue el autor de este horrendo hecho. La representante de los Derechos Humanos (DDHH), María Inés Galvis, lamentó el desenlace del caso y responsabilizó a las autoridades pertinentes por no brindar protección a la víctima y evitar los crímenes.

Los cuatro cuerpos sin vida fueron hallados en el interior de una vivienda del barrio Cessa, cerca de la parada de la línea 3. Un hombre de 32 años asesinó con un cuchillo a su mujer, de 28 años, y a sus dos hijos, el varón de 8 años y la niña de 3. Luego se ahorcó.

El jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia de Chuquisaca (Felcv), Rubén Díaz, indicó que el posible motivo del crimen se debería a problemas familiares y a que el autor del triple crimen ya tenía antecedentes por violencia familiar.

“Este caso se produjo por problemas de índices familiar y también por antecedentes de violencia que se registraron con anterioridad”, explicó al diario Correo del Sur.

Sobre Galvis, dijo que el caso pudo haberse evitado si la Policía y Fiscalía hubieran actuado de manera oportuna, brindando protección a la víctima de agresión familiar junto a sus dos hijos.

 “Cuando la mujer denunció que fue maltratada debieron actuar correctamente alejando al agresor de la víctima y pasar el caso al Juez para que marque la audiencia”, comentó.

Galvis explicó que no se hace cumplir la ley 348 de manera eficaz, porque no se brinda el apoyo social y económico a la víctima, mientras que los investigadores de la Felcv tampoco tienen presupuestos para moverse en las diligencias del caso.

“Le piden a la víctima examen forense, luego que vuelva a las oficinas de la policía y que después se presente ante el psicólogo para su entrevista; todas estas actuaciones demoran tiempo y cuesta dinero, que muchas veces las denunciantes no tienen”, lamentó.

La representante de los DDHH, pidió a las autoridades proteger a las mujeres víctimas de violencia, para evitar más casos de feminicidio en el país, donde hasta la fecha ya se han registrado 18.

Psicólogos piden prevención

La sicóloga, Jimena Melgar Cabrera, señaló que los antecedentes de agresión física que se registraron contra la mujer aumentaron las probabilidades de que se registre un feminicidio, por lo que las autoridades debieron actuar brindando ayuda a la víctima.

“Si la violencia familiar ya se dio hay que trabajar brindando atención a la mujer e hijos con apoyo económico y social a largo plazo, porque hay ocasiones en que la víctima vuelve con el agresor por falta de recursos económicos”, explicó Melgar.

La profesional dijo que con estos casos de violencia familiar se dan principalmente por problemas en la convivencia con la pareja, estrés y crisis económica, pues durante la pandemia muchas personas se quedaron sin trabajo.

“Estos son algunos de los factores que influencian para que el agresor se vuelva más violento y en este caso preciso el hombre tomó la decisión, la trágica decisión de asesinar a su familia para después suicidarse para evitar el rechazo social y la sanción penal que iba enfrentar por la conducta que tomó”, indicó Melgar.

Mientras que Eduardo Cabrera, psicólogo, comentó que los celos, la persecución y el maltrato son indicadores alarmantes, que deben ser tomados en cuenta por la mujer para pedir ayuda y evitar agresiones por parte de su pareja.

“En este caso, el hombre ya tenía un historial de maltrato físico y sicólogico, por lo que la idealización del hecho (crimen) estuvo presente en esta persona desde hace mucho hasta que al final lo cometió”, explicó.

Cabrera dijo que el autor de feminicidio y doble infanticidio tuvo que haber pasado por situaciones de agresiones similares durante su niñez para repetir este tipo de conductas. “Mientras que la mujer vivió estos hechos de violencia en su familia de origen, lo que le hizo creer que es algo normal en el hogar”, lamentó.

El profesional recomendó trabajar el respeto, desde el hogar y la escuela para que los niños y las personas respeten a los demás y “sobre todo que se hagan respetar y que denuncien en caso de que esto no suceda”, finalizó.

Comentarios