Escucha esta nota aquí

A pesar de la crisis que afecta a todos en el mundo, la vida le sonríe al actor y ahora empresario estadounidense Ashton Kutcher (43). Y es que el artista no se puede quejar, está felizmente casado con la actriz Mila Kunis (37), con quien tiene dos hijos, Wyatt Isabelle (6) y Dimitri (4) y le va muy bien en los negocios, siendo uno de los inversores de Silicon Valley, una de las zonas industriales, de negocios y de tecnología más importantes en EEUU.

El artista está desaparecido de la pantalla; desde hace tres años solo ha trabajado en dos producciones para televisión, Dos hombres y medio, y El Rancho, ambas de Netflix. Aún así gana muy bien actuando, pues cobra 800.000 dólares por episodio, según la revista Celebrity Net Worth.



Sin embargo, últimamente se ha sentido más atraído por los negocios. Buena parte de su fortuna la ha invertido en empresas de tecnología, que estaría haciendo crecer su dinero. Sus allegados cuentan que está entusiasmado con esta nueva faceta de su vida, a pesar de que su esposa no lo apoya mucho en este asunto, pues es muy temerosa por la inestabilidad del sector, que hoy puede repuntar y mañana caer abruptamente.

Con sentido del humor Ashton contó a los medios que muchas veces no sigue los consejos de Mila, y es que recuerda que hace unos años ella lo desanimó en invertir en la empresa Uber. El tiempo no le dio la razón a la mujer, pues dicha compañía de transporte se convirtió en una de las más exitosas y rentables del mundo, más aún con la llegada de la pandemia, informa el diario El País.

De todas maneras, el actor tiene adecuado olfato para los negocios, es inteligente, joven y cuenta con buenos contactos en el sector, justifica Mila. 

Debido a que está ocupado en sus negocios cada vez se aleja más de la actuación. Ha rechazado algunas propuestas para trabajar en el cine y en la televisión, proyectos que le llevarían más de un año cado uno, que desechó por la falta de tiempo. 

También está involucrado en la filantropía y es uno de los aportantes más importantes a fundaciones y entidades de caridad. Es llamado un 'ángel inversor de Hollywood' por sus donaciones.


Comentarios