Escucha esta nota aquí

Davosan se resiste a abandonar a los enfermos. A pesar de la complicada situación que sufre la institución solidaria, un año más apelan a la generosidad de empresas y ciudadanos para recaudar los fondos necesarios que les permita seguir salvando vidas.

La pandemia y la crisis económica que sufre el país se dejan sentir en Davosan. Las damas de rosado con Dora Luz de Dávila al frente, símbolo de esta institución, vuelven a reunirnos en torno a la Telemaratón. La cita programada para el viernes 30 de abril y, preservando las normas de bioseguridad, tendrá un formato especial.

Hasta llegar a esa fecha, las latas rosadas recorrerán la ciudad en busca de esos pesos o billetes que podamos ofrecer para que Davosan sostenga la obra social que realiza hace más de 50 años.

Las dificultades económicas que envuelven a Davosan ponen en riesgo el futuro de la entidad. Adeuda tres meses de salario, lo que provocó una huelga de personal. Se debate entre el cierre de su laboratorio y la carencia de medicamentos especialmente para 138 trasplantados renales. Es la crisis económica que golpea con dureza a Davosan, una institución emblemática de Santa Cruz.

“Por amor ¡Sálvame!” es el clamor de las damas de rosado que se resisten a abandonar una acción de amor al prójimo. “La pandemia, la crisis económica y la indiferencia por los enfermos que no tienen con qué curarse es preocupante. Ellos acuden a nosotras en busca de salvar sus vidas y eso nos conmueve”, expresa la presidenta de Davosan, Dora Luz de Dávila.

“Imagínese hemos tenido que decidir entre el salario de nuestros funcionarios y la vida de nuestros pacientes. Y no hemos visto otro camino que apostar por la vida. Ahora el laboratorio ha cerrado y los trabajadores tienen razón, porque deben mantener a sus familias”, agrega con impotencia la líder de las voluntarias.

Dora Luz permanece aislada en su casa como medida de precaución. Su edad la mantiene entre las personas del grupo de riesgo. A pesar de ello, desde su casa, sigue buscando recursos para sostener Davosan. "No permitan que muera Davosan, una institución que todavía refleja la solidaridad de un pueblo. La ayuda es urgente y la Telemaratón es una de nuestras prioridades", expresó la líder del voluntariado.

Hasta el día de la Telemaratón, las damas visitan empresas, instituciones y amigos que puedan aportar con sus donaciones. Todo vale para sostener esta obra que ayuda a los más carenciados.

La transmisión de la Telemaratón se realizará por la señal de Gigavisión y su emisión será compartida por redes sociales. El acontecimiento, que no contará con la participación del público debido a las restricciones de bioseguridad, tendrá el apoyo y la presencia virtual de reconocidos cantantes y grupos musicales.

Davosan tiene habilitada su línea telefónica 3369174 para recoger aportes solidarios y dos cuentas en el Banco Mercantil Santa Cruz: 4025106409 (en bolivianos) y 4024078686 (en dólares). Además, se cuenta con la lata Davosan que recorre centros comerciales y negocios para que las personas puedan aportar con monedas o billetes destinados a la curación de enfermos.

“Hago un llamado para seguir dando vida a alrededor de 200 pacientes que desesperadamente acuden a nuestra institución en busca de medicamentos cada día. Acompañamos el tratamiento de 138 pacientes trasplantados renales. Se dializan 60 personas, tres veces por semana; a ello se suman 80 personas que padecen de lupus y además de enfermos con diferentes males que acuden en busca de medicamentos”, finalizó Dora Luz.

Comentarios