Escucha esta nota aquí

La alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, aguardará hoy en el Cambódromo la entrega de pruebas de antígeno nasal comprometidas por el Gobierno. 

Según manifestó la autoridad municipal, el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, se comunicó para informar sobre la dotación de “todas las pruebas necesarias de antígeno nasal”, para la detección de coronavirus.

Sosa no pudo precisar la cuantía de las pruebas a ser entregadas, pero sí matizó que el compromiso implica “la cantidad suficiente”.

La alcaldesa atendió a los medios de comunicación durante la entrega del hospital Municipal del Distrito 10. “Me he expuesto durante un año” a la pandemia, dijo la autoridad municipal, y, a pesar de que recibió el ofrecimiento del propio gobernador Rubén Costas para vacunarse contra el coronavirus, “esperaré como cualquier otro boliviano mi turno, (me vacunaré) en el momento que corresponda”.

Dice que respeta al plan de vacunación que prioriza a las personas mayores y pacientes con enfermedades de base. Sosa, de 55 años, se encuentra en el grupo de edad comprendido entre los 40 y 59 años, que representa un 39% de los decesos.

La alcaldesa aguardará la entrega de los antígenos en el Cambódromo. Destaca la importancia que ha tenido este lugar para el diagnóstico temprano de los casos de Covid-19, lo que ha permitido salvar vidas. “Es el lugar con mayor afluencia ciudadana” afirma, “porque la gente tiene miedo a ir a los hospitales”.

Para Sosa, la ausencia de insumos para las pruebas responde a la lentitud en el sistema de descargo necesario para reponer las 134.000 pruebas realizadas.

Ollas comunitarias

Por otra parte, la alcaldesa interina restó importancia a las denuncias manifestadas por el diputado del MAS, Rolando Cuéllar, sobre el uso de recursos públicos para financiar las ollas comunitarias

Sosa se respalda en la aprobación de una ley municipal en la cual también participó el alcalde electo Jhonny Fernández.

Aseguró que las ollas comunitarias se hicieron gracias a la  cooperación y donaciones que realizaron empresas y ciudadanos. “Ya hice mis informes”, señala, y se cuestiona si ahora “¿la solidaridad se sanciona?”.

En un tono más firma, Sosa manifestó que " no se gastó un peso de las cuentas del municipio”. Además, en referencia a las advertencias de Cuéllar, dijo:  “Mo voy a estar sometida a que hablen lo que quieran”. Y conminó a la autoridad legislativa a “que se ocupe de traer las vacunas y de vacunar a los bolivianos”.

Comentarios