Escucha esta nota aquí

El tradicional árbol de cupesí es el punto de referencia más común para llegar a uno de los lugares más tradicionales de nuestra ciudad dentro del Casco Viejo, que se ha detenido en el tiempo y mantiene hace 35 años su mismo menú.

A casi una cuadra del frondoso y solitario ejemplar, vecino de los puestos del antiguo mercado Los Pozos, se encuentra 'La Casa del Tojorí', cuyo nombre destaca su producto estrella, elaborado de manera artesanal por su propietaria, Mirian Castellón. Fuimos hasta la calle Suárez Arana casi esquina Abaroa N.° 198 para conocer en detalle cómo preparan sus bebidas calientes tan buscadas en época de frío. Con una sonrisa amplia y buen trato, parte de la magia de este pequeño lugar, nos recibe Mary Luz Villagómez, hija de la propietaria y de quien aprendió su oficio.

Su mamá se encarga de preparar el tojorí en su casa. La preparación comienza todos los días a las 18:00. En una olla grande de 50 litros se pone a hervir agua con maíz a fuego lento. Lea con atención: se debe  batir con mucha paciencia y durante varias horas. Tras una breve pausa, el trabajo se retoma a las 3:00 de la madrugada, y tras batir nuevamente la mezcla - ya cocida- se le agrega la tradicional chancaca para endulzar el preparado y darle color.



Tojorí, api y empanada/Foto: Ricardo Montero

El tojorí llega listo a las 5:00 de la mañana. Mary Luz abre el puesto a esa hora y se encarga de preparar el api antes de atender al público. Igual que el tojorí, el api también tiene su proceso de cocción  lento, pero es menos de una hora. 

Utiliza una olla mediana de 20 litros de agua para 15 sobres pequeños de harina de api, tiene que hervir cerca de media hora para que esté bien cocido. Se le agrega canela, limón y azúcar casi al final. Para que espese, se le vierte un poco de maicena diluida en agua, cuidando siempre de que no se hagan grumos.

Vea el video:


Las empanadas fritas, conocidas como “las hinchadas o petacudas”, son el acompañamiento perfecto para cualquiera de las bebidas calientes. En su masa delgada está el secreto para que queden bien gorditas ni bien salen de la paila de aceite caliente.

Y sí de precios hablamos, con menos de Bs 10 se puede tomar un buen desayuno para arrancar una jornada fría. El vaso chico, sea de tojorí o api, cuesta Bs 2,50 y el grande, Bs 5. La empanada frita cuesta Bs 2,50 y el buñuelo Bs 1. Si hace su pedido con tiempo, se lo llevan hasta su casa, solo tiene que llamar a los teléfonos 690-02070 / 756-90032.


Mary Luz Villagómez en plena preparación de sus empanadas fritas/Foto: Ricardo Montero

DÍAS FRÍOS

​Las bajas temperaturas continuarán en la ciudad de Santa Cruz, según el pronostico del Senamhi. Durante las noches y las madrugadas se registrarán las temperaturas mínimas. Este martes fue de 14 grados, pero el miércoles bajará a 12 grados, mientras que el  jueves y el viernes llegará a 9 grados centígrados. Para toda la semana, las máxima serán 23 y 24 grados. 

Comentarios