Escucha esta nota aquí

Melissa Castro Flores estuvo presente aquel 11 de junio de 2020 cuando Luis Fernando Flores Paniagua apuñaló con ensañamiento a su madre. Melissa también sufrió los ataques del agresor y fue gracias a otros familiares que logró librarse de la tragedia. Un año después, vuelve a sentirse agredida por la determinación de un juez que pretende trasladar a Flores a un centro siquiátrico.

Familiares e instituciones en defensa de la mujer arroparon a Melissa durante una protesta en las puertas del Palacio de Justicia. Con pancartas y estribillos protestan contra la determinación del tribunal que ordenara la internación  del feminicida en un centro siquiátrico. 

Luis Fernando Flores Paniagua, por el momento, permanece recluido en la cárcel de Palmasola por asesinar a su tía, la abogada y notaria Lilia Flores Medina (45), y dejar herida gravemente a su prima hermana, Melissa Castro Flores de 25 años.

La abogada María Angélica Zapata habló en defensa de las víctimas y lamentó el fallo del tribunal sexto de sentencia de los jueces Ana Cañizares, Sandra Villafuerte y Emerson Figueroa. La resolución emitida el 8 de octubre valida el traslado del detenido al centro siquiátrico Benito Menni, para que reciba atención especializada, hasta restituir su salud mental .

El fallo judicial emerge de un informe emitido por el médico siquiatra de la cárcel de Palmasola, Yuri Aguilar, el 7 de octubre. El especialista recomienda la internación del feminicida en un hospital siquiátrico debido a que presentaba ideas de autolesionarse e, incluso, de suicidarse.

La defensa cuestionó el informe y apela a otro reporte del mismo profesional en fecha del 19 de agosto pasado. En ese momento, el siquiatra resaltaba el buen estado de salud del imputado por lo cual, aseguraba, no requería de internación ni atención especializada.

La Fiscalía y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), registran que el 11 de junio de 2020, en la casa de las víctimas de la calle Teniente Balcázar, el hombre toma un cuchillo y mata a su tía Lilia Flores Medina, con múltiples puñaladas. Luego atacó  a su prima Melissa Castro, pero ella logra sobrevivir  por la intervención de sus familiares. El feminicida escapó del lugar, pero fue detenido por los vecinos y entregado a la Policía.

Melissa Castro, hija de la fallecida y sobreviviente del ataque, manifestó que sufre un doble un calvario. "Sufro por haber visto cómo mi madre fue asesinada vilmente y yo me salvé de milagro". Ahora, "peregrino cada día buscando justicia; sé que él tiene jurado salir libre para matarme y cumplir con su objetivo, la justicia será responsable de todo si lo largan", lamenta.

Melissa dice que la madre de Luis Fernando Flores "llegó de Suiza, donde vivía con él, y sabemos que su finalidad es sacarlo al centro siquiátrico para que se escape". Atemorizada ante esta posibilidad, reclama justicia.

Mientras tanto, la mañana de este viernes, la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia que dirige el vocal Walter Pérez confirmó la detención preventiva del feminicida. La  defensa del imputado  había apelado la determinación argumentando inocencia.

La abogada Angélica Zapata dijo que se está presentando una impugnación a la orden de internación siquiátrica emitida por el tribunal para frenar la salida de Flores del penal.

Comentarios