Escucha esta nota aquí

Volvieron los sillazos a un congreso del MAS, solo que esta vez las sillas fueron blancas, no azules, y uno de los objetivos fue el dirigente de las juventudes del partido de Gobierno, Reynaldo Ezequiel, que fue rechazado por miembros de sus bases.

El episodio ocurrió la tarde este sábado en la localidad cruceña de Pailón, ubicada en el margen derecho del Río Grande. 

Durante la reunión, un grupo de militantes que se encontraban en el lugar se molestaron con las palabras de Reynaldo Ezequiel y decidieron dar por terminado el congreso expulsándolo a sillazos junto a los demás partidarios que se encontraban en la testera.

En las imágenes de los videos que circulan por las redes sociales, se puede identificar al excandidato a diputado por la circunscripción 46 de Santa Cruz, intentando esquivar las sillas que vuelan y amenazando lanzar una a los atacantes.

En diciembre de 2020, en un congreso masista en el Chapare, la víctima fue el expresidente Evo Morales, que recibió el golpe de una silla de plástico azul, arrojada desde un costado del escenario.


Comentarios