Escucha esta nota aquí

Los incendios forestales en Bolivia consumieron 2,3 millones de hectáreas de bosques y pastizales, un territorio mayor a El Salvador, según datos difundidos este martes por la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN). Desde enero hasta el 14 de septiembre de 2020 se ha detectado una superficie quemada aproximada de 2,3 millones de hectáreas en todo el país, dijo la organización en un comunicado público y explicó que sus cálculos se basan en el procesamiento de un total de 5.309 imágenes satelitales.

Según la FAN, de esa superficie, el 90% (2 millones de hectáreas) abarca vegetación arbustiva y de pastizales y el 10% (230.000 hectáreas) son bosques. El departamento más afectado por los incendios es Beni, donde se han consumido 1,6 millones de hectáreas, seguido por Santa Cruz, con 520.000 hectáreas. En Cochabamba también se han registrado focos de calor.

Los incendios de bosques suelen presentarse en Bolivia por la deforestación que permite ampliar la frontera agrícola y agropecuaria. Las altas temperaturas también los favorecen. El gobierno decretó la semana pasada la emergencia nacional con el propósito de destinar más recursos económicos, movilizar a más personal de emergencia y rescate, y acudir, en caso de que sea necesario, a la cooperación internacional.

El año pasado se registraron en toda la Amazonia boliviana unos enormes incendios que arrasaron 6,4 millones de hectáreas, según la FAN.