Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez centró su discurso por la efeméride departamental de Santa Cruz, entre otros rasgos, en la libertad de los cruceños. Caracterizó a las personas con la libertad para trabajar y salir adelante sin restricciones, pero también envió un mensaje dejando entrever que quienes habitan en Santa Cruz merecen libertad política.

"El cruceño y el boliviano que habita en Santa Cruz quiere libertad política, no quiere abusos, caudillos o tiranos. Quiere democracia", resaltó la autoridad en el mensaje dado en la Plaza 24 de Septiembre, en el acto de conmemoración de la gesta libertaria cruceño. Agregó que esa libertad llevó a su Gobierno a dar por finiquitado el 'Caso Terrorismo', que conllevó a que varios cruceños tengan que abandonar el país para "evitar que el tirano" restrinja sus libertades y abuse de sus derechos políticos.

Según la mandataria, Santa Cruz solo quiere libertad, democracia y ve que desde aquí luchan por todos lo bolivianos, por ese anhelo de democracia y de una vida y un país libre que respete los valores republicanos, donde también se respete la libertad de expresión y sin sumisiones, al igual que libertad para trabajar y construir país.

Áñez contempla que Santa Cruz le dice a Bolivia que el camino es la república y no la tiranía o el caudillismo. También precisó los valores de modernización y fe, como resaltó en sus discursos anteriores desde su llegada a Santa Cruz. "Mi respeto a la Santa Cruz moderna, la de la libertad y de la fe", concluyó Áñez.Protesta en pleno acto

Mientras se rendían homenajes a Santa Cruz, un grupo movilizado del sector de salud se hizo presente en la plaza exigiendo la nivelación salarial del personal. Con cánticos y carteles irrumpieron en la zona, pero fueron contenidos por los efectivos policiales que estaban en el lugar.

En este sentido, Jeanine Áñez hizo referencia a la postura estatal respecto a la salud, al exponer que se ha invertido los recursos para hacer frente a la emergencia sanitaria y que el 10% del presupuesto estatal debe estar en la agenda de la próxima administración del país para otorgar a los bolivianos una atención de salud digna.