Escucha esta nota aquí

El incendio que se registró al finalizar la jornada de ayer en el antiguo mercado Abasto, consumió dos vehículos y una decena de puestos de ventas. Además, las llamas amenazaron a un surtidor de gas que se encuentra cerca, sobre el tercer anillo de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Para evitar que el fuego llegue a la estación de servicio, equipos de Bomberos de la Policía, de Fundasol, del Departamento de Emergencia Municipal (DEM) y de la Unidad Urbana de Bomberos y Rescate (UUBR) realizaron un trabajo de contención, separando el material combustible del lugar.

“Afortunadamente, ayer se llegó a tiempo para controlar el fuego y el horario ayudó bastante, porque se pudo ingresar con facilidad al mercado, pues en un día normal, donde hay gran afluencia de personas el resultado pudo haber sido más grave”, informó Álvaro Castillo, comandante de UUBR, en contacto telefónico con EL DEBER.

Las cuatro unidades de Bomberos, que utilizaron siete carros, trabajaron durante tres horas para apagar el fuego y luego enfriaron los ambientes, para evitar que las llamas se reactiven. Dos vehículos, quedaron calcinados y más de 10 puestos de abarrotes fueron consumidos.

“Solo nuestro equipo de dos carros ocupó 15 mil litros de agua, y junto a las otras unidades logramos que el fuego no se expanda, porque corría el riesgo de que llegue a un surtidor de gas natural que se encontraba cerca”, comentó Castillo.

Las causas que pudieron ocasionar el fuego aún están siendo investigadas por los Bomberos de la Policía. En el incendio solo se registraron daños materiales de consideración.



Comentarios