Escucha esta nota aquí

En una bochornosa sesión en la mañana de este viernes, el médico Henry Montero fue elegido presidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña. En la vicepresidencia se respeta el cupo del MAS con la participación de Rolando Cuéllar. A cargo de las dos secretarías estarán Éricka Chávez (Creemos) e Iván Canaviri (Comunidad Ciudadana).

Tras su posesión, Henry Montero aseguró que la prioridad será trabajar con otras instituciones para exigir al Gobierno recursos humanos para enfrentar  la pandemia, así como garantizar la realización del Censo de población y vivienda, entre otros.

La sesión

En principio, no existía el quórum para instalar la sesión, hasta que apareció en el edificio el senador del MAS, William Tórrez. 

"Vaya a cumplir con Santa Cruz", gritaba un desaforado José Carlos Gutiérrez (Creemos) mientras impedía que el senador del Movimiento Al Socialismo abandonara el edificio donde funciona temporalmente la Brigada Parlamentaria Cruceña. Tórrez, también en tono exacerbado, acusaba al presidente de la entidad de "mentiroso y maniobrero".


El enfrentamiento verbal entre los dos asambleístas se produjo instantes después de comprobar que la séptima reunión ordinaria de la Brigada Parlamentaria de Santa Cruz no logró instalarse por falta de quórum. La ausencia de la bancada del MAS, en pleno, y de cinco asambleístas disidentes de la bancada de Creemos impidió contar con la mitad más uno de los componentes.

Tórrez asegura que se presentó en la Brigada Parlamentaria para entregar la documentación que justificaría su ausencia. Sin embargo, antes de abandonar el edificio fue increpado por Gutiérrez en un bochornoso incidente que recuerda la anterior elección donde también se produjeron agresiones e insultos.

Minutos más tarde, y con la incorporación de los asambleístas supranacionales, Gutiérrez dijo que había quórum, por lo que  dio curso a la elección de la nueva directiva. 

Gutiérrez insinuó con iniciar juicios en contra de los asambleístas ausentes por "incumpliendo de sus deberes" y "traicionar el trabajo encomendado por sus electores". En especial, centró su ataque en Tórrez, ya que, "al estar presente y no participar" en la sesión, se puede considerar como agravante.

Por su parte, Tórrez argumentó defectos en la convocatoria para justificar la ausencia de su bancada en la sesión. "No hemos sido anoticiados de manera formal", dijo al señalar que la normativa dispone la convocatoria con 48 horas de anticipación.

El único representante del MAS en la Brigada adelantó que impugnarán las determinaciones que se asuman en la sesión ya que no se actuó "como dispone la norma, notificando debidamente con la formalidad que exige la ley".

En respuesta a las acusaciones de Gutiérrez, el senador del MAS tildó de "mentiroso y maniobrero" al presidente saliente. Además, en un tono acusatorio y agresivo, amenazó al diputado opositor de manera directa al asegurar que "serás condenado".

Tórrez se encontró con la puerta cerrada del edificio que alberga la Brigada Parlamentaria. "Me encuentro secuestrado por José Carlos Gutiérrez", dijo a los medios de comunicación.

Las disposiciones emitidas por la Asamblea Legislativa Plurinacional establecía como fecha tope hasta este viernes, 14 de enero, para la elección de las nuevas directivas.

Comentarios