Escucha esta nota aquí

Désther Ágreda, corresponsal en Ascensión de Guarayos

Ascensión de Guarayos vivió este martes una jornada complicada por la inseguridad que amenaza a los vecinos. En apenas cuatro horas, dos grupos de vecinos llegaron hasta las instalaciones de la Policía para reclamar justicia. La primera de las concentraciones exigía a los uniformados que no libere a un hombre a quien acusan de feminicidio. Horas más tarde, un enardecido grupo de mototaxistas llegó a las mismas instalaciones, pidiendo que se les entregue a un sujeto, que horas antes habría asaltado, con arma blanca, a dos asociados.

Alberto Smith Aquino, de unos 25 a 30 años, es el nombre del acusado de asaltar  a dos mototaxistas que prestan servicios en el municipio.

Según la denuncia de una de las víctimas, cerca de la medianoche del martes, el sujeto lo contrató para que lo traslade a una zona con poca iluminación. Posteriormente le obligó a parar y, cuchillo en mano, lo despojó de la renta del día y de su celular.

"Me quiso quitar la llave de la moto, pero yo escapé pidiendo ayuda", contó una de las víctimas del detenido.

El afectado asegura que el sujeto lo persiguió, pero al no poder alcanzarlo, asaltó a otro mototaxista que pasaba por el lugar.

Ante este segundo hecho, varios vecinos, con el apoyo de más mototaxistas que llegaron al lugar, lograron reducir al delincuente y, posteriormente, lo entregaron a la Policía.

Horas más tarde, un grupo más numeroso de mototaxistas acudió a las instalaciones policiales para exigir a las autoridades del verde olivo que entreguen al detenido con la intención de aplicar la justicia comunitaria con el asaltante; sin embargo, no lograron su cometido, pero esperan que la justicia determine su detención en la cárcel.

Comentarios