Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, se siente perseguido por la justicia después de conocer que cursan contra él, al menos, 9 procesos. Calvo califica como “procesos infundados” las demandas iniciadas en su contra y que también involucran a otros cívicos.

“Hay un montón de estos que quieren quedar bien con le jefecito” y se prestan a estas “artimañas” para acceder a "carguitos", asegura Calvo. Las causas comprenden delitos como sedición, racismo, discriminación u homicidio.

Calvo lamentó la falta de independencia de la Justicia que queda evidenciada en estas denuncias. “No puede ser que las personas que bloquearon los caminos e impidieron el paso de oxígeno nos denuncien por homicidio”. En esta causa en concreto, también se encuentra imputado el alcalde de San Ignacio de Velasco, Moisés Salces.

Las denuncias mostradas por el presidente cívico señalan al diputado Rolando Cuéllar como querellante. También se incluye en la querella a otros afines al Movimiento Al Socialismo como Crispín Caraballo

El abogado Jorge Valda asegura que estos procesos corresponden a denuncias rechazadas, pero se han reabierto de “forma caprichosa” con el “riesgo evidente para que cualquier fiscal pueda emitir orden de aprehensión contra el presidente o cualquier miembro del Comité”.

Valda califica como “persecución judicial” las citaciones recibidas.

“Le decimos al Gobierno Nacional que no tenemos miedo”, afirma Calvo. “Siempre estuvimos y vamos a seguir firmes” para demostrar “que somos completamente inocentes”, aseguró la autoridad cívica.

Comentarios