Escucha esta nota aquí

Atrás quedaron los días en que no había espacio para instalar a los pacientes con Covid-19 en las salas de aislamiento del hospital de segundo nivel y del estadio Integración Bolivia del municipio de Yapacaní. El reducido número de pacientes con coronavirus que ha requerido hospitalización conllevó a cerrar una de estas salas, específicamente la del estadio municipal, que tenía una capacidad para 20 personas 

“Nos quedan solo cuatro pacientes internados en la sala de aislamiento del hospital y tenemos previsto abrir algunos servicios a partir del 10 de agosto, ya que en este tiempo hemos trabajado solo con emergencia y urgencia”, informó la directora del hospital de segundo nivel Ámbar Ayala, en referencia a otra de las salas, ubicada en el hospital municipal.

Según el reporte, junio fue el mes más crítico, ya que suspendieron servicios de internación para cirugías, consulta externa con especialidades de traumatología, medicina interna, pediatría y ginecología, para ampliar la sala de aislamiento que al inicio de la pandemia solo tenía capacidad para cinco pacientes. 

A este cierre de servicios también se añadió el  de la unidad de hemodiálisis, por contagio del personal y cuya reapertura será el próximo 4 de agosto, según Ayala.

El personal de salud infectado con coronavirus también se recuperó y ha vuelto a sus funciones. “Poco a poco el personal de salud está volviendo a la normalidad, solo tenemos dos bajas de médicos especialistas”, refirió la funcionaria.

Según datos de Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop),  Yapacaní tiene 586 casos positivos de coronavirus, 22 fallecidos y 304 recuperados. Sin embargo, la coordinadora del Covid-19 en ese municipio, Melina Venegas, aclaró que estos resultados son de muestras enviadas el mes de junio.