Escucha esta nota aquí

Un boliviano fue capturado el fin de semana en la ciudad de Antofagasta (Chile), luego de ser sorprendido por la Policía con más de 300 kilos de cocaína en el interior de un camión. Según las investigaciones, la droga fue cargada en Santa Cruz e iba a ser comercializada en el vecino país.

Los agentes de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Norte (Brianco) de la Policía de Investigaciones (PDI) fueron quienes detuvieron al hombre la madrugada del sábado, 4 de diciembre, luego de que fuera interceptado por los funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas de Quillagua, según reportó Radio Paulina.

En la revisión del vehículo pesado, en el que se transportaba el boliviano, se halló un compartimiento secreto donde se encontraban cuatro tanques de oxígeno, que habían sido utilizados para esconder la sustancia controlada.

La Brigada Antinarcóticos contabilizó un total de 300 kilos con 700 gramos de pasta base de cocaína incautada, la cual estaba valuada en 479.000 dólares. Según las investigaciones, la droga iba a ser comercializada en la ciudad de Santiago.

El camión marca Renault partió con la cocaína desde el departamento de Santa Cruz, Bolivia, y llegó hasta Antofagasta, donde fue retenido, luego de que ingresara al vecino país de manera regular. El conductor fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Pozo Almonte.

Comentarios