Escucha esta nota aquí

Marcel Rivas, extitular de la Dirección General de Migración, permanece internado en una clínica de La Paz. Su defensa tramita prolongar su permanencia, mientras alista una apelación a la detención preventiva que debería cumplir en la cárcel de San Pedro de La Paz.

Su abogado, Carlo Brito, informó que la exautoridad presenta un cuatro de insuficiencia renal, advirtiendo que su vida está en riesgo. “Él es una persona con un solo riñón y necesita los cuidados necesarios”, explicó.

El fin de semana se definió su reclusión dentro del proceso por presuntamente haber facilitado la salida del país de los exministros Arturo Murillo y Fernando López, involucrados en la compra con supuesto sobreprecio de gases lacrimógenos.

Hoy el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, anticipó otro proceso por incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, por haber emitido casi unas 500 alertas migratorias “ilegales” contra exfuncionarios del Gobierno del MAS.

“Está siendo valorado por los especialistas, han emitido un certificado en el que se establece insuficiencia renal y esto requiere un tratamiento, nosotros haremos conocer el informe a los juzgados para que se pueda ampliar su permanencia en la clínica (…) Su vida está en peligro, necesita cuidados, otros estudios y en este momento lo importante es su vida”, acotó el jurista en entrevista con una red televisiva.

Comentarios