Escucha esta nota aquí

El tema genera una fractura en el Gabinete. Dos autoridades que tuvieron duras discusiones con el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, terminaron siendo cambiados por la presidenta Jeanine Áñez.

La devolución de las acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica (Elfec) de Cochabamba, una promesa que data de meses atrás y que la mandataria ratificó en la conmemoración de la gesta libertaria de esa región, ocasiona un fuerte remezón al interior del Ejecutivo.

Primero fue el procurador José María Cabrera, quien fue destituido por el tema; ahora se suma Óscar Ortiz, titular de Economía. Ambos chocaron con Murillo, que defiende a toda costa que el Gobierno devuelva los intereses de la compañía, “nacionalizada” por Evo Morales el 1 de mayo de 2010.

Las acciones antes le pertenecían a 360 trabajadores y 120 mil familias cochabambinas que adquirieron las acciones a través de Comteco. Sin embargo, voces apuntan a que esa devolución sería una suerte de “privatización” porque afectaría los intereses del Estado.

“Elfec es un ejemplo muy claro de cómo no se ha sabido actuar en respeto a la Constitución y las leyes, es un decreto que se pretendió firmar al Gabinete sin que haya un proceso previo de revisión jurídica”, manifestó al respecto esta mañana Ortiz.

Sin embargo, Murillo en varias oportunidades enfatizó que dicha empresa “no era de gringos, no era de mexicanos, ni de cubanos, era de cochabambinos, nos ha quitado y las utilidades se ha quedado en el Gobierno y la han despilfarrado. Lo único que la Presidenta ha hecho es que se canalice para que vuelva a Cochabamba”, dijo, asegurando que la devolución es hacer “justicia”.

Como una forma de zanjar el asunto, el 22 de septiembre, Áñez y el Gabinete ministerial firmaron un decreto supremo instruyendo a ENDE para que en 30 días diga cuál es la situación financiera, administrativa, legal y técnica de Elfec. También se conformó una comisión interministerial para que supervise la determinación de la composición accionaria de ELFEC, incluyendo ENDE.