Escucha esta nota aquí

Perdiendo los estribos con los periodistas y prometiendo llevar la foto de su padre, Felipe Quispe “El Mallku”, a todas las oficinas de la Gobernación, así juró al cargo, Santos Quispe Quispe, el nuevo gobernador de La Paz.


“Por qué tanto me molestas, por qué molestas a esta persona de cara aymara, por qué no hablas del Manfred Reyes Villa, su hijo está como concejal, por qué no hablas eso, por qué me discriminas”, espetó Quispe al periodista que le pidió una respuesta sobre las denuncias acerca de que su esposa es candidata a asambleísta por Jallalla.


Ana María Salgado es la esposa del ahora Gobernador de La Paz y ella figuraba en las listas oficiales de Jallalla en el sexto lugar como Asambleísta Departamental, pero no ingresó porque Jallalla logró tres asambleístas en su bancada. Aunque la esposa presentó su declaración jurada ante la Contraloría General del Estado (CGE) el 29 de abril pasado, como parte del Gobierno Departamental de La Paz, dos días después que Santos Quispe presentara la misma declaración.


Después de la respuesta corta que dio el Gobernador paceño, sus adherentes empezaron a gritar y este dio por concluida la conferencia de prensa, se levantó y salió, sin esclarecer las denuncias que hay contra su esposa.


Su predecesor, Félix Patzi, puso a su esposa Massiel Terrazas a trabajar a su lado, aunque él negó que sea funcionaria. El exgobernador dijo que como aimara practicaba la “poder diárquico del chacha-warmi” (varón-mujer) en la gestión de la Gobernación paceña.


El presidente


De igual modo, el nuevo Gobernador adelantó que auditará las gestiones de sus antecesores, César Cocarico y Félix Patzi y aseguró que le dejaron “sin plata” para la ejecución de obras. Luego enseñó documentos de supuestas deudas que datan de 1972, en el siglo pasado, y se dispone a averiguar el por qué de esas deudas.


Más adelante, informó que ya pasó el tiempo de la campaña electoral y que está dispuesto a trabajar con todos los asambleístas del MAS, pero dejó en claro que él no llamará al presidente, Luis Arce a una reunión.


“Preferiría que el presidente mande una invitación, yo voy a 

estar trabajando, porque al fin y al cabo él está como presidente, nosotros como gobernador, tenemos que trabajar al lado del Gobierno”, lanzó el flamante mandamás paceño.


Aseguró que su promesa fue que no colocaría su foto en las oficinas de esta Gobernación, sino que pondría la foto de su padre, El Mallku, y aseguró que cumplirá esa “promesa”. Agradeció a sus “ajayus” (almas), a los que pidió gobernar con transparencia.


Jallalla tiene tres asambleístas, mientras que el MAS logró 35 escaños, uno es de Sol.Bo, otro del MTS y cierran los cinco escaños indígena originario.



     

Comentarios