Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, reclamó a Óscar Ortiz -quien se despidió hoy de su cargo pues dice que ya designaron a su reemplazante-, porque se opuso a la devolución de las acciones de Elfec de Cochabamba a accionistas y extrabajadores, y lo acusó de defender intereses de logias.

“Ustedes me conocen, soy sincero, soy franco, y transparente. Este tema generó muchísimos roces porque lamentablemente hay gente que defiende a capa y espada sus regiones, pero cuando otros defendemos a nuestras regiones, se oponen”, dijo Murillo.

Especificó que en este caso, "el señor Óscar Ortiz, a quien yo lo he apoyado políticamente en todo se ha opuesto a este tema y lo hizo de una manera que no es la más correcta”. 

Manifestó que Ortiz podía actuar de manera en que se modifiquen las cosas, que se realicen los estudios necesarios, como corresponde, pero se opuso “a que Cochabamba reciba lo que le corresponde y yo apoyo todos los proyectos de Santa Cruz y los seguiré apoyando, pero no los regionalismos”, acotó.

En directa alusión a Ortiz, dijo: “A mí no me manda ninguna logia ni ningún poder regional, a mí me manda el pueblo boliviano. Yo trabajo para el pueblo, para mi gente, no trabajo para grupos de poder. Si esto incomoda a algunos, lo siento. Hubo roces, pero aquí hay una palabra empeñada por nuestra presidenta y la va a cumplir”,

El ministro Ortiz declaró que no había renunciado al cargo, pero que desde el Gobierno se desarrolló una campaña informativa falsa seguramente para que lo haga. "Entiendo que ya han decidido designar a otra persona. Con lo cual he venido a dejar limpio mi escritorio”, manifestó.

Además puntualizó que no iba a firmar un decreto que está por encima de la ley, y se refirió específicamente al decreto a través del cual el Gobierno devuelve las acciones a socios y trabajadores de Elfec, “nacionalizada en 2010”, lo que Murillo considera que fue un robo cometido por el Gobierno de Evo Morales.

Murillo respondió que “está en su derecho de firmar o no firmar. El hecho de aceptar o no aceptar, ese es su problema, no le puedo obligar a nadie que firme o no. Pero yo jamás le pediría a la presidenta que haga algo por encima de la ley o que viole la CPE, ahí está cometiendo un error el señor ministro”, manifestó.