Escucha esta nota aquí

La ministra de Planificación del Desarrollo, Gabriela Mendoza, responsabilizó al gobierno transitorio de Jeanine Áñez por la incertidumbre que giró en torno al Censo de Población y Vivienda, cuya fecha fue fijada en las últimas horas para el 16 de noviembre de 2022.

"Se están haciendo los esfuerzos para al ejecución (del censo) y  se muestra el compromiso del Gobierno nacional de cumplir con el retraso y aplicaciones que ha ocasionado el gobierno de facto (transitorio) durante la gestión 2020 en la planificación integral del censo y el levantamiento de información para el diseño de la encuesta nacional", expresó la ministra.

El pedido de realización de la encuesta nacional para el año 2022 emergió desde diferentes instancias subnacionales y cívicas de Bolivia, algo que se concretó pese a que en abril de este año el director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Humberto Arandia Claure, proyectaba que el censo se realizaría en 2024.

Según las normas nacionales, el proceso debe  realizarse en 2022; no obstante, los continuos cambios de directores en 2020 y la emergencia sanitaria del Covid-19 apuntaban a una postergación.

Comentarios