Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Gobierno determinó retirar la acusación dentro del denominado caso Terrorismo II y espera que este sea cerrado. La decisión fue anunciada este miércoles por el titular de ese despacho, Arturo Murillo.

Explicó que “queda claramente comprobado que lo que se hizo en el caso de terrorismo I y II fue para arrodillar a la oposición, sobre todo en el oriente boliviano”, afirmando que algún día los responsables de su montaje tendrán que resarcir los daños e ir a la cárcel.

“El Gobierno hace justicia con el valeroso pueblo de Santa Cruz, al que trataron de arrodillarlo con decenas de encarcelados y centenas de personas viviendo en el exilio. Con esto hacemos justicia”, enfatizó el ministro.

Murillo sostuvo que “hubo asesinatos, muertes que en algún momento tendrán que pagarse”, recalcando que las personas que aún eran procesadas quedan limpias de los cargos, porque se retira la acusación.

El caso conocido como terrorismo II nació un año después de iniciada la investigación por el caso terrorismo I, en 2009, y tenía a más de una decena de supuestos involucrados en presuntos hechos de organización criminal, alzamiento armado y legitimación de ganancias ilícitas.

Entre los procesados estaban quienes supuestamente financiaron los hoteles, la logística, los viajes y los gastos que generaron Eduardo Rózsa, Árpád Magyarosi, Michael Dwyer, Mario Tadic y Elöd Tóásó, los tres primeros muertos durante el asalto policial al hotel Las Américas.