Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales hizo pública este martes una carta dirigida a la “vieja Europa”, rechazando sus “afirmaciones desmesuradas y falsas”, al pronunciarse sobre la situación de la exmandataria Jeanine Áñez.

La exautoridad, en conferencia de prensa, destacó que hoy Bolivia goza de una “democracia recuperada”, “después de un año de golpismo, persecuciones y graves violaciones a los derechos humanos con 38 muertos, 800 heridos y cerca de 2.000 detenidos sin causa alguna”.

“Y nos preguntamos ¿dónde estaban los parlamentarios europeos durante ese año?, ¿acaso la vida de un indio no vale nada?, ¿ser trabajador, obrero, minero, maestro, indígena, mujer o joven es tener menos valor para los derechos humanos y las democracias del occidente?”, cuestionó el exmandatario y jefe del MAS.

Advirtió que “algunos sectores de Europa aún conservan su visión colonial y humillante frente a los pueblos libres de América Latina y el Caribe (…) Al margen de los principios del derecho internacional intervienen en los asuntos internos y propios de los bolivianos, y, además, hacen, de manera desmesurada, afirmaciones falsas”.

La carta:

La pasada semana, el Parlamento Europeo aprobó una resolución común en la que se considera a Áñez y sus excolaboradores “presos políticos” y se “denuncia y condena su detención arbitraria e ilegal”.

Ante eso, Morales sostiene que “(ahora) intentan esforzarse para mostrar que no fue así, entonces ¿qué se puede decir a un gobierno (de Áñez) que asume rompiendo todas las normas de la misma Constitución Política del Estado?, ¿Cómo se define a un gobierno instaurado con las fuerzas policiales y militares? Las verdaderas democracias y defensores de derechos humanos deben denunciar todas las violaciones de derechos humanos de todos los golpes de Estado ¿o es que en pleno Siglo XXI debemos entender que hay golpes de Estado buenos y malos?”.

La conferencia de prensa:


Comentarios