Escucha esta nota aquí

Mientras tres autoridades de Gobierno lograban acuerdos con los campesinos de los valles bajos de Santa Cruz, los productores que bloquean la carretera que une Cochabamba con el occidente del país radicalizaban su protesta porque las autoridades ignoraron su petición de diálogo. Este miércoles 21 de julio se cumple el tercer día consecutivo de bloqueo en ese sector.


“Tras varias horas de debate, las autoridades y el sector en conflicto, lograron consensuar soluciones, en base al entendimiento y deposición de acciones radicales. Los productores manifestaron los problemas que tienen a causa del contrabando de alimentos, particularmente el sector agrario expuso sus propuestas, las que serán analizadas en un plazo de 45 días por los especialistas de distintas carteras de Estado”, señala un boletín del Ministerio de Defensa.


La publicación afirma que el diálogo se instaló a las 04:12 de este miércoles y luego de varios intentos se logró la suspensión de las medidas de presión que estaban asumiendo los productores de esta región.


El viceministro de Lucha Contra el Contrabando, general Daniel Vargas, informó que el principal pedido de los campesinos era la de incrementar el control en las fronteras porque el contrabando de productos agrícolas desde Perú y Argentina es lo que provoca problemas en la comercialización de sus productos.


Las autoridades acordaron que mejorarán el control de fronteras, principalmente en esos dos países. El general Vargas dijo que ya se pidió el incremento de efectivos militares que refuercen esos puntos y se tomarán acciones de inmediato.


Furiosos


“Nos informan que los ministros que estamos demandando su presencia están solucionando el problema en Saipina con los valles bajos de Santa Cruz, está bien, ahora nosotros pedimos el mismo tratamiento, que vengan a solucionar los problemas aquí”, dijo molesto el dirigente Armando Céspedes que es parte del bloqueo en la localidad cochabambina de Parotani.


Los productores del valle bajo de Cochabamba tienen la misma demanda que sus pares de Santa Cruz, el control del contrabando, porque la caída de los precios de sus productos llevó a la desesperación de los campesinos. Estos trabajan con créditos bancarios y al no poder vender su producción no pueden honrar sus deudas.


Aseguró que los dirigentes regionales de Cochabamba intentaron minimizar su protesta y que el descontento no solo es de los campesinos de Parotani, sino viene de Sipe Sipe y de una parte de Oruro que tienen los mismos problemas.


Dijo que mientras no lleguen los ministros de Desarrollo Rural, Remy Gonzales; de Defensa, Edmundo Novillo; el director del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), Patrick Nogales; y la presidenta de la Aduana Nacional, Karina Serrudo Miranda, ellos no suspenderán sus medidas.


“Nos dicen que les duele que la gente esté bloqueada en este sector y nosotros les decimos que nos duele que vayan a otras regiones a solucionar las demandas de otros sectores y no acudan a nuestra convocatoria”, declaró Céspedes.


 

Comentarios