Escucha esta nota aquí

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó el miércoles a la calma y dijo que se opone a cualquier violencia mientras el Congreso debate su acusación por alentar el asalto al Capitolio hace una semana.

"Ante las informaciones sobre más manifestaciones, insto a que NO haya violencia, NO se cometan delitos y NO haya vandalismo de ningún tipo. Eso no es lo que yo defiendo, ni tampoco lo que Estados Unidos defiende", aseguró Trump en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

"Pido a todos los estadounidenses que ayuden a aflojar las tensiones y calmar los ánimos. Gracias", añadió.

En el Congreso, el principal legislador republicano en la Cámara de Representantes de Estados Unidos dijo que el Trump “carga con la responsabilidad” de la invasión del miércoles pasado, pero consideró inapropiado someterlo a un juicio político.

“Un juicio político con tan poco tiempo sería un error” porque “podría dividir más a la nación”, dijo el líder de la minoría republicana en la Cámara (Baja), Kevin McCarthy, durante la sesión en la que se discute someter a Trump a un nuevo juicio político. No obstante admitió que el presidente “carga con la responsabilidad del ataque al Congreso” el miércoles pasado.

Comentarios