Escucha esta nota aquí

Emiratos Árabes Unidos anunció este sábado la entrada en servicio de su central nuclear de Barakah, la primera del mundo árabe.

"Anunciamos hoy que Emiratos Árabes Unidos ha procedido, con éxito, a la puesta en servicio del primer reactor de la central nuclear de Barakah, la primera del mundo árabe", tuiteó el jeque Mohamed ben Rashed al Maktum, primer ministro de Emiratos y soberano de Dubái.

"Es un momento histórico para los Emiratos en su objetivo de brindar una nueva forma de energía limpia a la nación", indicó por su parte Hamad Alkaabi, representante del país en el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Las autoridades emiratíes aprobaron en febrero la utilización de la central nuclear ubicada en el noroeste del país, aunque no dieron en ese momento una fecha de puesta en servicio.

Fundada en 2016, Nawah Energy Company debe explotar y ocuparse del mantenimiento de los cuatro reactores que tienen que ser instalados, según la página internet de la empresa.

La construcción es realizada por un consorcio encabezado por Emirates Nuclear Energy Corporation (ENEC) y por la surocoreana Korea Electric Power Corporation (Kepco), con un costo estimado de $us 24.400 millones.

El primero de los cuatro reactores tenía que ser puesto en servicio a fines de 2017 pero la fecha fue postergada varias veces para satisfacer las condiciones legales de seguridad, según los responsables.

Cuando estén plenamente operativos, los cuatro reactores tendrán la capacidad de producir 5.600 megavatios de electricidad, es decir cerca del 25% de las necesidades de Emiratos Árabes Unidos, país rico en petróleo.

El Estado federal integrado por siete emiratos cuenta con una población de 9,3 millones de habitantes, de los cuales el 80% son extranjeros.