Escucha esta nota aquí

Al menos 57 soldados y combatientes partidarios del régimen de Damasco murieron en los bombardeos israelíes que tuvieron por blanco posiciones militares del este de Siria, la noche del martes al miércoles, según un nuevo balance suministrado por una ONG.

En los ataques murieron 14 miembros de las fuerzas del régimen y 43 milicianos de grupos proiraníes, entre los que había 16 iraquíes, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), explicando que se trató de los bombardeos "más mortíferos" perpetrados por Israel en Siria desde el estallido de la guerra en este país en 2011.

Comentarios