Escucha esta nota aquí

En el norte del departamento paceño un hombre de 35 años, de ocupación chofer, perdió la vida luego de contraer una fiebre hemorrágica producida por arenavirus, que es un virus transmitido por el contacto con excrementos de los calomys callosus, conocidos como lauchas campestres, que son roedores selváticos.

El responsable Departamental de Vigilancia Epidemiológica de La Paz, Guido Chuquimia, en contacto con los medios de comunicación, informó que el paciente contrajo la enfermedad mortal en el municipio de Palos Blancos, cuando se adentró a la selva para cosechar arroz.

Tras sentirse en mal estado el hombre fue atendido en un centro de salud, donde lamentablemente perdió la vida pese a que recibió los cuidados médicos.

Chuquimía dijo que se tomó una muestra al paciente, que luego de ser analizada en Cenetrop se confirmó que se trataba de arenavirus. Además, añadió que se han presentado otros casos sospechosos en la zona norte de La Paz, por lo que se está realizando un seguimiento epidemiológico.

“Estamos en una época donde pobladores de estas zonas están en cosecha de arroz y se introducen en la selva, es ahí donde entran en contacto con las heces y orinas de estos roedores, que producen la enfermedad”, explicó.

La autoridad de salud recordó que la última vez que registraron casos de fiebre hemorrágica por arenavirus fue en 2019, en el municipio de Caranavi, donde fallecieron tres personas. En 2004, también se detectaron contagios en Cochabamba.

Además, en el municipio paceño de Teoponte, se registró el contagio de fiebre amarilla de un ciudadano asiático, que se encontraba trabajando en una cooperativa minera de la zona.

“El extranjero acudió al hospital de Caranavi, donde se detectó la enfermedad y se lo aisló, luego todo el personal de salud fue vacunado y el caso fue controlado, sin embargo, se está realizando seguimiento a los contactos”, detalló.

Comentarios