Escucha esta nota aquí

Independiente y Wilstermann protagonizaron este domingo, en Sucre, uno de los partidos más emocionantes del presente campeonato de la División Profesional

Ganaron los capitalinos por 5-4, un resultado que se convierte en un testimonio de la actitud ofensiva que ofrecieron ambos representativos en el estadio Patria.

No es regular que se marquen nueve goles en un solo encuentro y, además, lo ponderable fue que se vio un partido con buen ritmo y de gran dinámica.

Marcelo Robledo utilizó en esta oportunidad a una dupla de atacantes que formaron una buena sociedad. El paraguayo Juan Godoy y el argentino Martín Prost se convirtieron en los hombres letales del cuadro chuquisaqueños, pues entre los dos marcaron los cinco goles que sirvieron para el triunfo.

Wilstermann la pasó mal gran parte del primer tiempo porque los dos goles de Godoy (10’ y 30’) mostraron su fragilidad defensiva cuando tiene en frente un rival que presiona en todos los sectores de la cancha.

La tarea de Joel Bejarano, Alejandro Bejarano y Gustavo Cristaldo fue clave en el medio campo para contrarrestar la movilidad de Damián Lizio y Patricio Rodríguez, que lideraron el juego aviador.

El gol de Lizio a los 47’ dio esperanza a los dirigidos por Mauricio Soria que se fueron al descanso con una derrota transitoria.

En el complemento, la lucha fue sin tregua. La actitud de ir siempre para el frente premió a los dos equipos, aunque Wilstermann  se encargó de darle emoción con el gol de ‘Pato’ Rodríguez a los 54’.

El combate estaba declarado y por la forma en que encararon el periodo los dos equipos daba la sensación que Wilstermann contaba con mejores armas para lograr la remontada y llevarse los tres puntos.

Fue entonces que apareció Prost para marcar su primera diana a los 68 minutos, que puso a su equipo otra vez en ventaja. Duró poco porque a los 72 marcó el colombiano Humberto Osorio, que muy poco había gravitado ofensivamente.

Otra vez empatado. A los 81’, Santiado Echeverría consiguió la remontada para Wilstermann. Un defensor le estaba dando a los cochabambinos la victoria y sorprendente en ese momento por la reacción del batallón aviador.

Pero la virtud de Independiente fue no claudicar pese a la dura bofetada que estaba recibiendo ante su público.

Robledo en este lapso sumó a su equipo al volante beniano Alejandro Medina para reforzar el ataque. Gran decisión del DT capitalino porque fue el jugador que tonificó la ofensiva y aportó para que Prost se vista de héroe con los goles que marcó a los 91’ y 97’, un hecho singular en la carrera de este delantero que no marcaba desde el 2019 cuando defendió los colores de Sport Boys.


Comentarios