Escucha esta nota aquí

El cantante español Raphael celebra 60 años de trayectoria artística con el estreno de la serie Raphaelismo en la que abre su intimidad para el mundo. En plena promoción del material, el artista se encuentra dando una gira de medios para hablar sin tapujos sobre su vida y así contó sobre el origen de sus problemas con el alcohol y las consecuencias en su salud.

En el programa de televisión español El Objetivo, el músico de 78 años reveló que fue por el consumo prolongado de alcohol que el hígado se le dañó a tal punto de necesitar un trasplante de emergencia en 2003.



Sin embargo, aclaró que no sufrió una adicción y dijo que recurría al alcohol solo para conciliar el sueño.

"No bebía por el hecho de beber, yo solo quería dormir. Eso empezó en los aviones y en los hoteles, cuando pusieron minibar. Me bebía una botellita, luego dos y dormía como un lirón, toda la noche. Y al día siguiente podía cantar como los ángeles", confesó uno de los últimos 'divos de la balada romántica'. 

Sobre la bebida en los aviones dijo que se "iba a América y volvía sin enterarse"; mientras que en los hoteles "vaciaba el minibar hasta que caía". 

De esta forma concluyó que se metió en este problema por "gilipollez". Sin embargo, eso quedó atrás y el intérprete de Yo soy aquel o Que nadie sepa mi sufrir hoy cuenta esto como una lección dura y un aprendizaje.

"He visto a la muerte muy cerca, pero me va a tener que esperar. El trasplante de hígado en 2003 me dio una segunda vida que voy a apurar al máximo. Ha sido un regalo maravilloso y estoy disfrutando de mi vida personal, mi familia y mi carrera como nunca antes", agregó.




Comentarios