Escucha esta nota aquí

Nacer viejo, morir joven, una historia que se da en la película denominada El curioso caso de Benjamin Button. Para la mayoría de futbolistas, los mejores años como profesional se viven entre los 20 y los 30, pues es cuando gozas de un físico envidiable, además de las ganas que caracterizan a un joven jugador que desea destacar y hacerse un nombre en el mundo del fútbol. Sin embargo, siempre hay alguna excepción que confirma la regla y en este caso no cabe duda que tiene nombre y apellido: Zlatan Ibrahimovic, del Milan.

El delantero sueco es un crack, un referente futbolístico en todos los sentidos y ello le ha otorgado un prestigio bien merecido, ya no solo a nivel europeo, sino mundial. Dentro de su reparto de goles nos encontramos maravillas dignas de los mejores, destacando obras de arte como su golazo de chilena con la selección absoluta de Suecia contra Inglaterra. Ese tanto supuso el 4-2 en el electrónico, pero además dejó claro que él era diferente al resto: una acrobacia desde fuera del área que elevó el esférico sobre los tres jugadores ingleses que poco pudieron hacer, salvo mirar una definición de película.

El propio Zlatan es consciente que con 38 años la amplia mayoría de jugadores ya han colgado las botas, pero él es especial, como bien demostró ante la Sampdoria, marcando un doblete y alcanzando números muy notorios para su edad: nueve goles y cinco asistencias en 17 partidos está campaña vistiendo la elástica 'rossoneri'.

Unas estadísticas dignas de un "todoterreno andante". No obstante, lo más espectacular son los números que acumula en su trayectoria futbolística. En total, 483 son los goles que 'Ibracadabra' ha materializado para sus respectivos equipos, de los cuales 248 los ha conseguido a partir de los 30 años, en estos últimos ocho años de carrera.

Datos demoledores que demuestran como el 'gigante sueco' está más vivo que nunca, hecho que le habría asegurado quedarse en principio una temporada más en el conjunto italiano, según aseguraba 'La Gazzeta dello Sport' hace apenas unos días. Una leyenda del fútbol que, a falta de tres meses para cumplir los 39 años, no se plantea la retirada.