Escucha esta nota aquí

Ya es oficial el fichaje de Luis Suárez por el Atlético de Madrid. Lo confirmó el diario deportivo Sport. El atacante uruguayo deja el club catalán luego de seis temporadas.

El futuro de Suárez se despeja después de varias semanas de incertidumbre. El Pistolero debió buscar otros horizontes una vez que Ronald Koeman le comunicó que no entraba en sus planes para remodelar la plantilla del Barcelona.

Según Sport, con la operación, el futbolista tendrá unos ingresos de unos 7,5 millones de euros netos anuales, mientras que el Atlético acepta pagar al Barça una serie de variables en función de los objetivos que consigan Luis Suárez y el Atlético. 

En un principio pareció que el destino del delantero iba a ser la Serie A italiana, en concreto la Juventus de Turín. Pero los problemas para solucionar la tramitación de su pasaporte, que han desembocado en un embrollo sobre su examen de italiano, y la aparición de Álvaro Morata, deseoso de regresar a la Juve, abortaron esta opción.

Fue entonces cuando surgió la oportunidad de que Luis Suárez fichara por el Atlético pues contaba con el visto bueno de Diego Pablo Simeone. Sin embargo, las discrepancias económicas en torno a la operación estuvieron a punto de hacer embarrancar su marcha, hasta el punto de que Ronald Koeman anunció que sería uno más de la plantilla en el caso de que no pudiera cerrar su traspaso.

ACUERDO FINAL

Finalmente, las tres partes llegaron a una entente el pasado miércoles con la que se ha podido concretar finalmente la marcha del uruguayo al Atlético. Luis Suárez deja el Barça después de convertirse en el tercer máximo goleador de la historia de la entidad y de ser un jugador fundamental de los éxitos de los últimos cinco años, incluido el triplete de la campaña 2014/15. 

Convertido en el mejor socio de Leo Messi, el paso de los años y las lesiones han penalizado su última campaña en el club y le marcaron el camino de salida; finalmente al Atlético en el que espera ser importante a las órdenes del Cholo Simeone.  

Luis llegó al Barça procedente del Liverpool a cambio de 83 millones de euros y deja el club tras disputar 283 partidos oficiales en los que ha aportado 198 goles y 109 asistencias.