Escucha esta nota aquí

Lucas Licht, histórico de Gimnasia y uno de los más avanzados en edad del fútbol argentino con 39 años, ha tenido el privilegio de vivir momentos cerca con dos de las mayores leyendas del país: Lionel Messi y Diego Maradona.

De ambos conoce una cara a la que no todo el mundo está acostumbrado. Al primero lo enfrentó durante su estadía en Getafe y puede decir que es uno de los defensores que pudo detenerlo futbolísticamente; con el segundo formó una amistad tras la llegada del '10' como entrenador del 'Lobo' durante el 2019. En diálogo con La Nación, Licht reveló las particularidades de este privilegio.

Con respecto al crack del Barcelona, el referente de Gimnasia recordó: "En la previa a la final de la Champions 2011, me llamó un periodista inglés. Quería hacer una nota explicando cómo tenía que hacer el Manchester para frenar a Messi. Me contactó porque me tocó marcarlo varias veces y me fue bastante bien. Incluso una vez en noviembre de 2007 ganamos por 2-0 y me eligieron como figura; debe haber sido el mejor partido de mi carrera. Al periodista le expliqué que contenerlo dependió de diferentes tareas que tuvo que hacer el equipo".

"Le dije que intenté tomarlo de cerca y no dejarle espacios para que no me desbordara, pero le aclaré que los movimientos de mis compañeros fueron fundamentales. Nunca lo tomé como un desafío personal: primero porque no era así, y segundo porque no me convenía", agregó.

Y no dudó en afirmar: "Me sorprendió muchísimo cómo puede ser tan preciso a toda velocidad. Observarlo de cerca es impactante y quizás por eso lo admiro tanto: pude confirmar lo que todos ven por videos".

Más tarde, Lich contó como formó una cercana relación con Maradona desde la llegada al club como DT: "Se dio enseguida y conseguimos un lindo vínculo. Todo comenzó con un abrazo que nos dimos el día de su presentación y hoy, a pesar de que no nos vemos, hablamos bastante: me llamó para mi cumpleaños y siempre me pregunta por la familia. Cuando concentrábamos compartíamos mate, jugábamos a las cartas y charlábamos. Soy de preguntarle mucho y me encanta escuchar sus historias. Creí que Diego era inalcanzable, pero me di cuenta de que es un tipo común. Conocerlo me hizo tenerle más admiración de la que ya le tenía. Cuando él llegó estábamos con el temor de qué decir o qué hacer, pero él nos pidió que fuéramos como siempre porque quería ser uno más".

Además, no dudo en respaldarlo: "A Diego lo critican como técnico y tiene algo que no le vi a ningún otro DT: cuando pone el ojo en un futbolista, no se equivoca. Detecta los momentos de cada jugador y eso, a un nivel tan parejo, no es para nada fácil".

Para finalizar, cerró: "Pude vivir un montón de experiencias excelentes y eso hace que esté contento con la carrera que hice. No me puedo quejar: a Messi lo enfrenté en varias ocasiones, pude charlar con él y hasta cambiamos camisetas; y con Maradona comparto el plantel”./(Marca-1 AGO 2020)