Escucha esta nota aquí

La selección boliviana de fútbol fue la primera delegación en llegar a Brasil, sede de la Copa América que se jugará del 13 de junio al 10 de julio. El arribó de la Verde a la ciudad de Goiania se produjo la noche del miércoles y el cuerpo técnico, a la cabeza de César Farías, decidió otorgar un día de descanso a los jugadores.

Recordemos que la selección lleva dos semanas concentrada. Los primeros objetivos eran Venezuela y Chile, partidos que se jugaron el 3 y 8 de junio, respectivamente, por las eliminatorias al Mundial Catar 2022; ahora el siguiente paso es la Copa América.

Esta jornada de descanso servirá para que nuestros compatriotas recuperen energías luego de las ajetreadas jornadas que les tocó vivir, ya que al día siguiente del partido ante Chile emprendieron un largo viaje a Brasil.

La delegación nacional partió de Santiago con destino a Santa Cruz y una vez que se recargó combustible al avión, la tarde del miércoles en el aeropuerto de Viru Viru, el viaje continuó hasta llegar a Goiania en horario nocturno.

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) decidió solicitar a los organizadores una cancha cercana para los entrenamientos, ya que el campo que se le asignó inicialmente está muy distante del hotel Holiday Inn, lugar de concentración del seleccionado.

La Verde debutará en la Copa América el lunes 14 de junio (20:00) frente a Paraguay, en el estadio Olímpico de la ciudad de Goiania. Las prácticas del equipo nacional se retomarán este viernes con miras a ese compromiso.

Después de jugar ante la Albirroja, Bolivia disputará su segundo compromiso el 18 de junio ante Chile (16:00); después se rivalizará contra Uruguay, el jueves 24 de junio (16:00); y su último cotejo de la primera fase será ante Argentina, el lunes 28 de junio (19:00). Estos tres partidos se jugarán en el Arena Pantanal de Cuiabá.

Recordemos que Bolivia es parte del grupo A junto con Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay. El grupo B lo integran Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú.

Comentarios