Escucha esta nota aquí

Mientras países como Brasil y Uruguay suspendieron la celebración del Carnaval, y, más cerca, Oruro y Tarija hicieron lo mismo; en Santa Cruz, el epicentro de la segunda ola de contagios del coronavirus, adaptan la 'fiesta grande' para convertirla en un evento solidario a iniciativa de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras (ACCC), que en noviembre eligió a los Piltrafas como comparsa coronadora 2021con la condicionante de seguir las normas municipales en su rol de anfitriona.

Diversos actores del Carnaval cruceño cuestionan la continuidad de la cita, a pesar de sus propósitos sociales, y sugieren que sea controlada para que no se convierta en un foco de contagio.

“Ni siquiera se debe discutir, es cuestión de sentido común, las reuniones de varias personas son sitios potenciales de contagios”, expresó el médico Joaquín Monasterio, director del Servicio Departamental de Salud y un carnavalero activo.

El profesional explicó que es una cuestión científica y no se puede arriesgar la salud y la vida de la población por una fiesta, por más tradicional que sea. Además, manifestó que el virus ha llegado más fuerte a Santa Cruz, por ello la suspensión debe ser acatada por el bien colectivo.

No obstante, expresó que también deberían prohibirse otros tipos de eventos, como matrimonios, cumpleaños, graduaciones, que reúnan a más de 10 personas.

El también médico y carnavalero cruceño Carlos Dabdoub dijo que en las actuales condiciones se debe rechazar el Carnaval.

“Por respeto a quienes murieron por el coronavirus, en solidaridad con las familias que perdieron a un familiar a causa de este virus, por los enfermos que luchan por su vida, no se puede estar bailando y celebrando, eso no es congruente“, sentenció.

No obstante, sí apoya en los carnavaleros la actitud solidaria, pero sin aglomeraciones.

De igual manera, Joaquín Banegas, expresidente de la ACCC, opinó que la fiesta grande se debería suspender definitivamente, porque las aglomeraciones pondrán en riesgo la salud de la gente.

Comparseros

Carlos Arrien, presidente de la ACCC, indicó que su institución no organizará este año el corso, ni las precarnavaleras, ni otras fiestas y solo apoyará eventos culturales con artistas y que se realicen sin público o de forma virtual.

A su vez, varios comparseros han comenzado a desmarcarse de cualquier convocatoria festiva. Entre ellos están las agrupaciones Juventud y Tradición Carnavalera, que reúnen a más de una decena de comparsas cada una, y que sí expresaron que unirán esfuerzos en las campañas sociales encabezadas por la soberana Iciar Díaz.

Los protagonistas

‘Tito’ Hurtado, de los Piltrafas, expresó que este año no tendrán contratos económicos con empresas, pero tocarán puertas para recaudar medicamentos y alimentos para donarlos a sectores golpeados por la pandemia.

Comentarios