Escucha esta nota aquí

Fue la noche del viernes 23 de abril cuando en un lujoso hotel, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) registró las escenas de una gran fiesta, con una masiva participación de ciudadanos extranjeros de la que fue partícipe el extraditable Jesús Einar Lima Lobo.

Según los servicios de inteligencia de la Felcn, se obtuvo información de que allí frecuentó Lima Lobo y se adjuntó los registros de que la fiesta fue animada por conjuntos musicales y la masiva presencia de gente de nacionalidad colombiana.

Los registros con identidades de los participantes fueron requeridos y adjuntados por la Felcn durante las acciones de pesquisas para verificar si Jesús Einar Lima Lobo, estaba cumpliendo su arresto domiciliario ordenado por la justicia en su casa de Urbanización Villa Bonita de las Colinas del Urubó.

Además, durante la requisa en busca de Lima Lobo, se verificaron nombres de algunos conocidos personajes.

La información señala que la Felcn, al no encontrar en ese momento al 'narco', los agentes acudieron a su domicilio, pero curiosamente se encontraba con tres de sus abogados.

Denuncia por pago de dinero

La extradición de Lima Lobo se cumplió el miércoles, después de conocerse de manera pública, que en un documento de la Interpol asegura que pagó una cantidad de dinero al actual comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, para no ser extraditado y que el pedido de Brasil para que responda por delito de tráfico internacional de drogas, quede suspendido.

La operación realizada para trasladar de su casa a Lima Lobo, estuvo al mando del propio Aguilera.

El traslado fue divulgado por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, quien acusó de la tardanza de la extradición al anterior Gobierno y la denuncia contra Aguilera fue calificada de política.

El coronel Aguilera dirigió el traslado de Lima Lobo hasta Brasil, donde fue entregado a las autoridades de ese país.

Historial del extraditable

Jesús Einar Lima Lobo fue detenido por la Felcn el 28 de septiembre de 2019, en su casa del Urubó y presentado como un capo del narcotráfico solicitado por Brasil.

Los informes señalan que estaba vinculado a cárteles de Colombia y su relación de manera estrecha al otrora capo Celimo Andrade, que protagonizó una fuga de la cárcel de Chonchocoro y era allegado al extinto Pablo Escobar.

El Tribunal Supremo de Justicia aprobó una resolución para su extradición, sin embargo la defensa de Lima Lobo expuso que se encontraba grave de de salud y un tribunal de La Paz le concedió arresto domiciliario con escolta. Solo estuvo preso en Palmasola durante tres meses, luego permaneció internado en la clínica Siraní desde el 20 de diciembre hasta marzo de 2020.

El mismo miércoles, una junta forense de Santa Cruz entregó un informe al juez cautelar, Manuel Baptista, de que Lima Lobo gozaba de buena salud y estaba apto para viajar. La valoración médica fue practicada en su casa, en cumplimiento a la orden emitida por el juez Baptista.


Comentarios