Escucha esta nota aquí

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y Petrobras tienen 72 horas para explicar los motivos que llevaron al cambio del presidente ejecutivo de la empresa estatal, Roberto Castello Branco por el general Joaquim Luna e Silva, decidió este lunes la Justicia Federal de Minas Gerais.

En la demanda, dos abogados piden al tribunal que dicte una orden judicial para prohibir el intercambio en la dirección de Petrobras. El juez federal André Prado de Vasconcelos decidió que, antes de juzgar la solicitud, quiere escuchar a las partes involucradas.

“En el momento oportuno, quisiera resaltar que, según lo difundido ampliamente por los medios, la aprobación del candidato a la presidencia de Petrobras depende de la decisión del respectivo Directorio, lo cual aún no se ha producido”, sostuvo el juez.

"Así, los imputados sólo son instados a manifestar, dentro de las 72 horas, sobre la solicitud de medida cautelar, articulando, de manera concisa y objetiva, las razones y argumentos que consideran pertinentes y relevantes para la discusión", dijo el magistrado.

El Fiscal General de la Unión, que representa al Presidente en la corte, dijo que no comentará sobre los casos pendientes en la corte. Petrobras no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Bolsonaro anunció el viernes por la noche el cambio de mando en Petrobras, una decisión que desde entonces ha causado fuertes repercusiones en el mercado en general y más específicamente en las acciones de la compañía.

En la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el lunes, las acciones preferentes de la estatal Petrobras cayeron un 21,5%, mientras que las acciones ordinarias se desplomaron un 20,5%. El Ibovespa cayó un 4,9%.

Comentarios