Escucha esta nota aquí

El Presupuesto General del Estado (PGE) 2022 tiene prevista una inversión pública de $us 5.015 millones, además, proyecta un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) al 5,1% para 2022, informó este jueves el ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

La autoridad estatal sostuvo también que el PGE reducirá el gasto dado que proyecta un déficit del 8% menor a lo programada en 2021, que llegó al 9,7%.

Con relación a la inversión pública por sector económico el PGE se concentra en el área productiva con un 42,5% de participación, seguido de infraestructura con el 29,9%; para el área social se destinará el 17,2% y para los sectores multisectoriales llegará al 10,5%.

Montenegro dijo que el primer objetivo consiste en apoyar la continuidad de esa reconstrucción de la economía nacional. Además, el segundo elemento central del PGE es la transformación del aparato productivo con sustitución de importaciones e industrialización, precisó.

Bolivia tiene la capacidad para sustituir muchas de las importaciones, porque tiene las materias primas; simplemente, es necesario dar un apoyo desde el sistema financiero, incentivar a los agentes económicos e inducirlos a este esquema”, aseguró.

El tercer objetivo es la continuidad a las políticas sociales con redistribución de ingresos; por ejemplo, subsidios, subvenciones y otros programas de interés social. 

Por último, dijo que el PGE prevé precautelar la sostenibilidad de las finanzas públicas con un esquema de racionalización del gasto y optimización de los recursos públicos. El quinto objetivo es garantizar recursos para salud, educación vivienda, servicios básicos y otros.

Se proyecta un PIB del 5,1% para 2022

Con respecto a la inversión pública, aseguró que, en comparación de 2021, también existe un incremento del 25% para incrementar la capacidad productiva de la economía.

“Una mayor inversión pública que pasa de 4.011 millones de dólares a 5.015 millones de dólares”, dijo.

En cuanto a las variables macroeconómicas, informó el incremento de la tasa de variación de la actividad económica real tras el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 4,4% de 2021 al 5,1%.

Con relación a la tasa de inflación, para el 2022 el PGE proyectó un incremento de precios del 3,4% y un resultado fiscal con un déficit menor al proyectado en 2021 del -9,7% al -8%.

El anteproyecto del PGE 2022 ya fue enviado el 26 de octubre al Órgano Ejecutivo y el presidente Luis Arce lo remitió el 29 de octubre a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su tratamiento correspondiente.

Comentarios