Escucha esta nota aquí

Después de realizar múltiples gestiones con la anterior administración de Gobierno, que no llegaron a buen puerto, el sector de la construcción comenzó a tomar contacto con el Gobierno del presidente Luis Arce Catacora, para que pueda atender de forma urgente sus demandas y pague Bs 1.969 millones, que el Estado debe a las empresas constructoras.

Esperamos respuestas a nuestras solicitudes formales de reunión con las autoridades posesionadas relacionadas con el sector”, explicó Javier Arze, gerente general de la Cámara de Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz).

El ejecutivo precisó que, de acuerdo a las estadísticas que maneja la Cadecocruz y la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) del total de la deuda estatal, Bs. 1.137 millones corresponden a instituciones del nivel central del Estado y Bs 832 millones corresponden a los gobiernos subnacionales (gobernaciones y municipios).

Recuperación lenta

Sobre la reactivación del sector, Arze explicó que si bien a partir del 11 de mayo se retomaron las actividades que se paralizaron completamente el 22 de marzo, el proceso de recuperación es gradual y porque las empresas siguen muy afectadas por la crisis económica que se vive en el país.

En el caso específico de las obras que son parte del programa de inversión pública, explicó que hay un mayor retraso en el reinicio de actividades. A eso se suma la demora en la licitación de nuevos proyectos, “como se evidencia en el informe de las autoridades salientes del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, que proyectan la ejecución de inversión pública más baja de los últimos 10 años para el ejercicio 2020”.

“Esta situación es preocupante, considerando que la actividad de la construcción depende en un 72% de los proyectos de infraestructura y equipamiento de inversión pública”, sostuvo Arze.

Con relación a los emprendimientos estrictamente privados, informó que en casi la totalidad de los casos se reiniciaron las obras en ejecución y se prevé que pronto puedan arrancar los proyectos nuevos.

Mesas de trabajo

En una entrevista realizada por EL DEBER, el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, sostuvo que espera llegar a un acuerdo con las empresas constructoras para reactivar proyectos con inversión pública.

“Soy un convencido de que en una mesa de trabajo se pueden solucionar estos temas y como parte de la reactivación económica las planillas con deudas deben ser pagadas a las empresas constructoras”, sostuvo.

Agregó que, “cuando el Estado firma un contrato con una empresa privada, evidentemente esto lleva a distintas responsabilidades y una de ellas es el pago de las planillas por las obras realizadas”.

“En este aspecto no se cumplió y las constructoras tienen todo el derecho de reclamar e iniciar distintos juicios”, sostuvo.

Sin embargo, la autoridad dijo que espera ser el nexo entre el Estado y las empresas para que la deuda sea abonada.

Comentarios