Escucha esta nota aquí

La fiscalía local ha presentado cargos contra el atacante del Hamburgo Bakery Jatta, entre ellos, el de usurpación de identidad, así como de falsificación de datos sobre su edad. Según la fiscalía, el nombre real de Jatta es Bakary Daffeh.

El "caso Jatta" había causado gran revuelo en Alemania, hace dos años y medio. El magacín Sport Bild había planteado ya desde entonces dudas sobre la identidad del jugador. Investigaciones posteriores no dieron resultados concluyentes, y Jatta habló de una "cacería de brujas".

Jatta, según sus propias declaraciones, había llegado a Alemania a través de Italia en el verano de 2015, como refugiado, sin pasaporte y sin permiso de residencia. El delantero siempre dio como fecha de nacimiento el 6 de junio de 1998.

Pero ahora, las autoridades suponen que Jatta es en realidad Daffeh, nacido el 6 de noviembre de 1995.

Entre otras cosas, se basan en una comparación de traslados, la cual parece sugerir que Jatta y Daffeh son la misma persona.

La fiscalía de Hamburgo subrayó en su comunicado de prensa que "la presunción de inocencia se aplica hasta la conclusión legal del proceso.

No es el primer caso

Es el segundo caso de usurpación de identidad en el entorno del fútbol alemán, en unos cuantos meses. En junio pasado, se dio a conocer que Silas Wamangituka, jugador del Stuttgart de la primera división de la Bundesliga, en realidad se llama Silas Katompa Mvumpa.

El jugador también presentó datos falsos acercas de su edad, y se dijo víctima de fraude por parte de su antiguo agente. El caso fue catalogado por el club alemán como "producto del tráfico de personas".

EL(sid, dpa)

Comentarios