Escucha esta nota aquí

Luego de un 2020 bastante complejo debido a la pandemia, el sector automotor mira con esperanzas este año. Las marcas apostarán por modelos acordes a la nueva realidad para acelerar sus ventas.

En el caso de Hyundai, representada en el país por Carmax, apuesta por ofrecer distintos niveles de equipamiento (hasta tres) en los vehículos que comercializa. Así lo explicó Francisco Osinaga, gerente general de la empresa.

“Hay personas que buscan motorizados grandes, pero no quieren lujo. Lo mismo ocurre con los autos pequeños y también sucede lo contrario. Hay gente dispuesta a pagar por la edición completa, por los lujos”, sostuvo Osinaga. Para tratar de seducir a los compradores, la marca surcoreana además alista al menos cinco lanzamientos para esta gestión.

Por su parte, SsangYong aplicará una estrategia y planes de acción basados en mantener la calidad de sus vehículos, pero con una menor motorización, de tal manera que sean más eficientes y económicos.

Un ejemplo de ello es la vagoneta New Korando, que incorpora un motor turbo de 1.5 cc.

Eric Weise, gerente general de SsangYong Bolivia, indicó que este año será de reorganización y estabilización, para abrir las puertas del crecimiento a partir de la próxima gestión.

En tanto, Nissan seguirá en 2021 con actualización de su portafolio de motorizados. “A la fecha hemos tenido exitosos lanzamientos de modelos totalmente renovados como el Nissan Versa y Nissan Sentra. En 2021 tendremos el lanzamiento de la tan esperada Nissan Frontier PRO-4X, con tracción 4x4 automática y una tecnología de punta superior a cualquiera de su segmento”, manifestó Stephanie Reyes, jefa de marketing departamento de marca de Nibol, representante de la marca japonesa en el territorio nacional.

A decir de Reyes, Nibol se ha fijado cifras ambiciosas de venta para este año (espera superar ampliamente las de 2020). Para ello, aplicará una estrategia basada en la experiencia del cliente en todas sus áreas (ventas, servicios y repuestos).

De igual manera, Honda apostará este año por la renovación de sus vehículos, sobre todo de los modelos WR-V y CR-V. Además, se enfocará en reimpulsar las ventas del automóvil de lujo Accord. Así lo manifestó Jaime Vaca Pereira, gerente general de Autobol (representante de la marca nipona en Bolivia).

Entretanto, Toyosa, representante de Toyota en Bolivia, además de continuar apostando por su vehículo estrella: la camioneta Hilux, enfocará sus esfuerzos en promocionar la SUV Avanza.

Más allá de la confiabilidad y la posibilidad de transportar a siete pasajeros, este modelo es una de las mejor opciones para la familia o el servicio público. Así lo asegura Toyosa. En la actualidad, el vehículo se puede adquirir desde los $us 20.900.

Facilidades de compra

SsangYong Bolivia, según Weise, cuenta con un programa de financiamiento propio (de la casa) al 100%, con cero cuota inicial y todo incluido, denominado ‘renting’ con opción de compra.

Del mismo modo, Autobol dispone de crédito directo, a 36 meses de plazo y con aprobación en 72 horas, manifestó Vaca Pereira.

Por su parte, Nibol, de acuerdo con Reyes, ha establecido alianzas con entidades bancarias, logrando así obtener mejores condiciones crediticias y la agilización de procesos para la obtención de un motorizado Nissan cero kilómetro.

De igual manera, Carmax facilita la adquisición de los motorizados Hyundai a través de préstamos en el sistema financiero. La empresa además está analizando la posibilidad de reestablecer su crédito directo.

Toyosa ofrece una iniciativa del BNB que facilita la cotización del crédito vehicular.

Un año complicado

De acuerdo con Weise, el 2020 fue un año que el sector automotriz no debe olvidar. “Fue un año de lecciones y de mucho aprendizaje. Indudablemente fue muy negativo para las ventas en todas las áreas que componen el sector automotriz, tanto en venta de vehículos como en el servicio de posventa. Pero en paralelo, dejó lecciones que han hecho que seamos más eficientes, más oportunos, más ágiles y, sobre todo, brindemos mejores condiciones al público”, dijo.

A decir de Reyes, el año pasado fue regular, se sintió el golpe de la pandemia, pero los nuevos lanzamientos dieron el impulso necesario para cerrar con buenas cifras.

Por su parte, Osinaga califica al 2020 como complicado, un año que dejó un hueco que no se puede recuperar. Pese a ello, la importadora continuará con sus planes este año. Pronto reabrirá su renovado showroon en la avenida Bush en Santa Cruz y estrenará otro en Cochabamba, con el triple de capacidad.

En tanto, Honda Autobol, a pesar de la situación delicada, cerró el 2020 con ventas históricas. “Crecimos hasta un 30% comparado con 2019, en todo sentido podemos expresar que el segundo semestre del año nos recuperamos de la crisis sanitaria y económica vivida durante el primer semestre”, manifestó Vaca Pereira.

Comentarios