Escucha esta nota aquí

El Colegio Médico de Bolivia envió por séptima vez una carta al Ministerio de Salud y Deportes solicitando una reunión para analizar la ley de Emergencia Sanitaria y conocer la estrategia que se plantea aplicar para enfrentar la tercera ola de contagios de Covid-19 en el país.

En caso de no tener una respuesta hasta el jueves, el Consejo Nacional de Salud (Conasa), anunció un paro de 24 horas para el viernes de 7 de mayo, sin embargo, desde el Gobierno, calificaron la medida como “criminal”.

Sobre el tema, el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, dijo que en la reunión que han solicitado, también se pretende pedir que los trabajadores de la salud, mayores de 60 años o con enfermedades de base, puedan trabajar desde tu casa, para evitar exponerse al contagio.

“En enero una resolución ministerial permitió el teletrabajo, pero desde el 15 de abril un instructivo ordenó que estos funcionarios que pertenecen al grupo de riesgo, vuelvan a trabajar de manera presencial porque pertenecen al sistema de salud; esto es discriminación”, lamentó el representante.

Anzoátegui comentó que si no reciben una respuesta el jueves enviarán una nueva carta al Ministerio de Salud para solicitar el diálogo y en caso de no ser escuchados irán a un paro de 24 horas el viernes.

“Hemos dado un cuarto intermedio a nuestras medidas para que el Gobierno no tenga excusa para el diálogo, pero ya hemos enviado siete cartas y seguimos siendo ignorados, por eso iremos al paro a nivel nacional en el sistema público, seguridad a corto a plazo y en el sistema privado”, comunicó.

Por su parte, el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, al enterarse del paro, dijo que esta medida podría ser catalogada de “criminal”, pues se la pretende realizar cuando Bolivia se prepara para hacer frente a la tercera ola de contagios de coronavirus.

“La población en este momento requiere de la participación y el compromiso de los profesionales y trabajadores en Salud, un paro en estas circunstancias podría ser catalogado de criminal”, dijo en un breve contacto con los periodistas.

Auza lamentó que “pequeños y reducidos grupos” busquen atentar contra la salud de la población boliviana y dijo que en su momento deberán rendirle cuentas a la historia por el rol que juegan en estos momentos en que se realiza una lucha frontal para contener el rebrote de la pandemia.  

La autoridad de Gobierno señaló que seguirá con el equipamiento y entrega de insumos a distintos municipios, la dotación de pruebas antígeno nasales y proseguirá con la campaña de vacunación.

“Queremos decirle a la población que estamos trabajando incansablemente, independientemente del día, si es feriado o altas horas de la noche, para darle resultados; no queremos encontrarnos en una situación en la que se ha vivido el pasado año”, complementó.

Comentarios