Escucha esta nota aquí

Ante la amenaza de rebrote de Covid-19 en el departamento cruceño, el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental estableció que las personas que lleguen a Santa Cruz desde el extranjero deben certificar, con resultado de una prueba PCR, que son negativos al virus.

La medida aplica para quienes arriben al departamento por la vía aérea o terrestre, según el informe del gobernador Rubén Costas, quien puntualizó que la certificación no debe tener más de cinco días desde el testeo y resultado negativo. La medida es una recomendación del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

"Los casos de Covid-19 en los últimos 15 días han seguido aumentando y la tasa de reproducción del virus ha superado el valor de 1, por lo cual el sistema de salud solicitó los mecanismos preparatorios para atender un inminente rebrote el coronavirus", señaló Costas.

La autoridad también expuso que este escenario se da en paralelo con la aparición de casos de enfermedades transmitidas por el mosquito, principalmente el dengue, lo que podría generar una multiplicación de enfermos y, por consiguiente, una saturación del sistema de salud.

En este sentido, las autoridades también trazaron otros lineamientos para hacer frente a esta figura que amenaza a los cruceños. Esto se reflejará en el incentivo y profundización de la coordinación interinstitucional (Gobernación, Alcaldía, Sedes, Fuerzas Armadas, Policía, entre otros) para tener preparadas las respuestas desde los centros de salud y aislamiento.

Además, el gobernador acotó que este acercamiento entre instituciones por el beneficio de la salud se seguirá incentivando y tendrá la máxima prioridad, por lo que estará por encima de otros asunto como el tema electoral.

Del mismo modo, se someterá  a evaluación los recursos con los que cuenta el departamento para combatir un posible rebrote. Para tener certezas se hará un recuento de la camas, tomas de muestras, gestiones administrativas y financieras, entre otros aspectos, para dar los siguientes pasos y así también perfilar la transferencia de recursos económicos, equipamiento y recursos humanos desde el Gobierno central.

"Ha habido decisión de poner toda la carne en el asador, no ha habido freno para el uso de recursos. Hoy más que nunca es necesario que la gestión de recursos pueda de una vez por todas ponerse en la mejor forma para enfrentar cualquier situación", subrayó Costas.

Por su parte, la alcaldesa Angélica Sosa manifestó que se deben sumar esfuerzos para que el virus no golpee de la misma manera que en meses anteriores y adelantó que a a partir del lunes, 23 de noviembre, visitará los centros de salud para conocer a detalles como se alista Santa Cruz para frenar el posible rebrote.

"Dedicaremos toda esta semana a ver los estudios epidemiológicos para evaluar nuevas medidas y preservar el equilibrio que siempre hemos manejado. Confiamos en nuestra gente, la gran mayoría cumple las normas", remarcó la alcaldesa, a tiempo de resaltar que las nuevas flexibilizaciones dependerán del comportamiento de la gente en los próximos días.

Adelantó que a partir del 1 de diciembre no habrá restricción de circulación vehicular, pero depende del comportamiento colectivo estos días y de cómo siga el contagio. "Que nos nos pase lo que está sucediendo en México, Brasil, EEUU y en países europeos".

Sosa pidió a la población respetar las medidas dictadas por las autoridades, evitar aglomeraciones, respetar los aforos permitidos y seguir los protocolos para que las familias cruceñas pasen unas fiestas de fin de año tranquilas y para que la crisis económica no afecte más de la cuenta al departamento. De momento, el resto de las medidas dictadas siguen vigentes.